Agronews Castilla y León
  • Consideran que desde la Junta se está "falseando" la realidad y que tienen plena constancia de que los responsables de los sucesos son los cánidos.

Nueva tensión a causa de los ataques a cabañas ganaderas. Los últimos sucesos producidos en la localidad zamorana de Fresnadillo de Sayago han hecho saltar a organizaciones como  UPA-COAG. ¿El motivo? Los informes redactados por los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León que, a su juicio, “falsean la realidad” asegurando que dichos ataques son provocados por perros asilvestrados o “indeterminados” cuando para la Alianza provienen de lobos.

 

Una sentencia que avala su petición

Para ello recuerdan que  tras la sentencia judicial favorable a la organización agraria del año 2013 la Administración regional “es responsable directa” de los daños del lobo y por lo tanto, añaden, es quien debe indemnizar a los ganaderos al sur del Duero: “La Junta debe controlar la especie y pagar en tiempo y forma según la norma” puntualizan.

 

En el comunicado enviado a los medios, UPA-COAG ha reclamado a la Administración regional “que no responsabilice a otros” de estos casos y abone las pertinentes cantidades económicas de carácter indemnizatorio a los afectados tras los nueve ataques que se han cobrado la vida de decenas de cabezas de ganado en la zona.

 

Sección: 

Provincias: