Agronews Castilla y León

En el sector agrario es donde más crece el número de ocupados y ocupadas y, además, donde más baja el paro, según la última Encuesta de Población Activa. CCOO lamenta que también ocupe el primer lugar del ranking por otras circunstancias que no son motivo de celebración, así acumula una alta temporalidad, genera empleo de baja calidad, registra una excesiva economía sumergida e incorpora a pocas mujeres, una situación que se repite trimestre tras trimestre y que para este sindicato es un serio lastre para el primer exportador del país.

La última Encuesta de Población Activa facilitada revela que en el cuarto trimestre del año pasado 22.900 personas dejaron de estar desempleadas en el sector agrario (9,53%) y que el paro cayó en doce meses en 5.100 personas (2,29%), lo que sitúa los desempleados y desempleadas en 217.500.

La EPA que se ha dado a conocer hoy, 26 de enero, también refleja que se ha producido un aumento del número de personas ocupadas. En relación con el tercer trimestre se incrementaron en 72.900 y en un año en 37.000. En estos momentos 816.700 trabajadores y trabajadoras están empleados en el sector.

Estas cifras se completan con las de la tasa de paro. En el cuarto trimestre de 2016 cayó un 3,37% y se situó en el 21,05%, 2,42 puntos por encima de la tasa general (18,63%). En el último año esta tasa de desempleo se ha recortado en 1,17 puntos.

CCOO quiere aclarar que estos datos se corresponden con meses de intensa actividad agraria en las recolecciones agrícolas de los cítricos, de la aceituna de mesa y de la aceituna para la producción de aceite. El descenso del paro y el aumento del empleo vienen motivados, también, por el inicio de las campañas de recogida de los cultivos hortofrutícolas de invierno en la costa mediterránea, de los cultivos de invernaderos y subtropicales en la Costa del Sol y en otras zonas productoras del litoral.

Lamentablemente, estos datos tienen su parte amarga según el citado sindicato. En los puestos de trabajo que se crean predomina la contratación eventual y por circunstancias a la producción. El abuso de la contratación temporal pone de manifiesto la poca voluntad de los empresarios por mejorar la estabilidad del empleo y de utilizar la figura del contrato fijo discontinuo, que dotaría de mejor protección social a los trabajadores y trabajadoras.

Este sindicato exige al Gobierno y a las autoridades laborales valentía política para combatir de manera decidida el empleo sumergido y la explotación laboral. CCOO reclama el cruce de datos informáticos y la participación del Ministerio del Interior, de la Agencia Tributaria, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y de las administraciones autonómicas y locales.

Sección: