José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

La Consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha sido la encargada de clausurar la jornada que, en Segovia, el proyecto Agrohorizonte ha dedicado al vacuno de  carne.

“Tres conclusiones fundamentales, ha expuesto la máxima responsable del sector agrario de Castilla y León, se pueden obtener de esta jornada: la necesidad de seguir trabajando en la mejora de la competitividad de las explotaciones haciendo esfuerzos en la mejora de la fertilidad, en la genética…; el fortalecimiento de la comercialización y el desarrollo de una identidad propia para la carne de Castilla y León que permita llegar al consumidor”

Clemente ha destacado el “poderío” del vacuno de carne en esta región  con más de 15.000 ganaderos dedicados a esta actividad, siendo en segundo que más factura con más de 1.300 millones de euros, estando vinculado a él una potente industria en la que trabajan más de 3.200 trabajadores. “Además, se trata de un sector muy ligado al territorio, que genera empleo en el medio rural,  vinculado al aprovechamiento de superficies de pastos, con zonas tan únicas como la dehesa…”.

El vacuno de carne de Castilla y León con 1,1 millones de cabezas reúne el 22% del censo nacional, contando, además, con una serie de razas autóctonas como la avileña, la morucha, la serrana negra, la sayaguesa o la alistana que dan lugar a carnes de calidad.

“La nueva PAC, tras una dura y larga negociación, pues inicialmente el sector no estaba incluido va a apoyar al vacuno de carne con 1.300 millones de euros hasta 2020”. “Castilla y León ha sido la gran beneficiada de ese giro de la propuesta de la Política Agraria Comunitaria hacia la ganadería y el vacuno de carne”

“Tenemos que mejorar los rendimientos de nuestras explotaciones, optimizando la alimentación de las mismas, aprovechando los recursos que el campo de Castilla y León en forrajes y proteínas, tenemos que articular medidas que frenen problemas como los ataques de lobos que claramente inciden en la fertilidad de nuestras vacas y lograr mejorar los índices de fertilidad que aunque son los mejores de España con 0,71, están todavía lejos de los europeos que rondan los 0,83”

“Unido a ese incremento de la rentabilidad de las granjas tenemos que hacer esfuerzo, aseguró Silvia Clemente en su intervención cerrando las jornadas, para trabajar en la comercialización tanto exterior como dentro del propio mercado español, para lo que debemos trabajar en la creación de una marca de identidad para la carne de Castilla y León, aprovechando el potencial que ofrece Tierra de Sabor”

Sección: 

Provincias: