Decálogo de INTIA para realizar una correcta poda

Agronews Castilla y León

4 de marzo de 2023

portada web 53

Una de las principales recomendaciones a tener en cuenta en el momento de la poda de frutales es la de evitar llevar a cabo estas tareas con tiempo lluvioso o muy húmedo. Por ese motivo, las precipitaciones caídas a lo largo de esta semana no son propicias para este tipo de intervenciones.

Se aconseja igualmente dejar para el final la poda árboles o parcelas sospechosos de estar afectados por patologías que se puedan transmitir con las herramientas de poda. Es clave también cuidar, en todo momento, la limpieza y la desinfección de las herramientas utilizadas.

Con la ayuda del responsable de fruticultura de INTIA, Carlos Marzo, resumimos en este decálogo las principales recomendaciones a tener en cuenta en las labores de poda:

  • Es necesario llevar un orden y una organización en la realización de la poda. Siempre es mejor empezar una rama y terminarla para después continuar con la siguiente. No ir a salto de mata cambiando, ya que puede ocurrir que nos dejemos algo sin hacer.
  • Podar en días en las que haya una ausencia de lluvia, nieve o de heladas. El tiempo húmedo favorece el contagio de patógenos a través de los cortes de poda.
  • Tenemos que aprovechar que los árboles estén en parada vegetativa para realizar la poda, sin ir pronto en invierno ni tarde cuando mueven las yemas.
  • Desinfectar la herramienta de poda que se utilice, para evitar propagar enfermedades. Para desinfectar la herramienta, lejía al 2%, desinfectante o alcohol. El agua y el jabón limpian, pero no desinfectan.
  • Aplicar pasta cicatrizante en cortes superiores que tengan un diámetro mayor de 4 cm.
  • Utilizar tutores, cañas o elementos de atado para arquear, doblar o abrir ramas.
  • Los cortes en fruta de hueso deben tener un pequeño 'tocón' para evitar el cono de desecación.
  • Los cortes en fruta de pepita cuando queremos nuevas brotaciones dejaremos 'tocón' y cuando no queramos cortaremos ‘a ras’.
  • Si queremos vigorizar los árboles, podaremos ‘fuerte’ en invierno y si, por el contrario, queremos debilitarlos, lo haremos en época estival (junio preferentemente).
  • El aclareo es parte de la poda, por ello es conveniente no emplear únicamente métodos químicos y repasar de forma manual o mecánica.

Por último, se insiste desde INTIA en la importancia de realizar las tareas de poda, dado que de esta manera lograremos mejora el aspecto general del árbol, controlará su tamaño, ayudará a mantener una buena producción y a su vez, conseguiremos reducir el riesgo de enfermedades.



Share This