Agronews Castilla y León
  • En la primera fase se han propuesto más de 50 acciones a desarrollar, que van desde la modificación de protocolos de trabajo a la realización de actividades formativas para mejorar hábitos de los trabajadores y la adecuación de equipos.

La Asociación de la Industria Alimentaria, Vitartis, ha participado en la primera fase del proyecto Bodegas 4.0 de digitalización del uso del agua mediante tecnologías para su recuperación y reutilización con el objetivo de reducir el consumo un 10% a corto plazo y hasta un 25% a medio plazo.

En concreto, en esta fase se han propuesto medio centenar de acciones a llevar a cabo, que van desde la modificación de protocolos de trabajo a la realización de actividades de formación y concienciación para mejorar hábitos de los trabajadores o la revisión y adecuación de equipos.

Además de Vitartis, el proyecto cuenta con la participación del clúster de Aragón para el uso eficiente del agua, ZINNAE, que coordina el proyecto, dos pymes proveedoras de tecnología (Velaber Consulting y ACAI depuración) y las bodegas Grupo Yllera, socia de Vitartis, y Bodegas Aragonesas, ubicada en Zaragoza.

En este primer período se ha llevado a cabo un análisis pormenorizado de las tecnologías implantadas en las dos bodegas, a través de talleres de capacitación y de mejora para encontrar oportunidades basadas en Lean Water para la reducción del uso de agua y su reutilización.

Estas dinámicas han permitido generar un plan de acción para cada bodega de forma individual. No obstante, en una segunda fase se pondrán en común las experiencias de ambas para sacar conclusiones aplicables al sector.

Al mismo tiempo, la sensorización de los procesos ha facilitado tener una visión más precisa del uso actual del agua en cada bodega y con ello, la identificación de oportunidades potenciales de ahorro. Y se han podido identificar los espacios clave donde instalar puntos de medición para la realización un balance.

La información obtenida permite identificar los procesos clave con mayores oportunidades de reducción; así como establecer una base de datos que será de gran utilidad para seguir mejorando y para analizar cómo funcionan las diferentes estrategias que cada bodega ponga en marcha.

El balance de agua, que se realiza gracias a la instalación de cuatro caudalímetros en cada una de las bodegas, es una tarea viva que continuará en la segunda fase del proyecto, completando el mapeado de usos de agua (y su desperdicio) en diferentes momentos de año, como la próxima vendimia.

Sistemas de reutilización

También se han adaptado a las necesidades particulares de las dos bodegas, dos sistemas para la recuperación y reutilización de aguas de proceso. Uno de separación por nanomembranas, que combina la utilización de membranas de ultrafiltración, nanofiltración y ósmosis inversa para la recuperación y reutilización de aguas de proceso; y un sistema de depuración por biodiscos, que consiste no solo en aplicar biotecnologías al tratamiento de aguas residuales, sino también en un control digital del funcionamiento de las plantas.

Esta iniciativa está apoyada por la convocatoria de octubre de 2021, a AAEEII del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, financiada por la UE– Next Generation.

Sección: