Imagen de José Ignacio Falces
Publicado por José Ignacio Falces

Puede parecer que la última semana ha sido la del gran terremoto azucarero remolachero pero no es menos de cierto que desde que se cerró en 1992 la molturadora leonesa de Santa Elvira en la capital del reino el sector ha vivido en una “vorágine” de noticias, la mayoría negativas, que lo han convulsionado: ni recuerdo el número de azucareras que se han cerrado en los últimos 20 años; hubo que abandonar la mitad de la producción para “salvar” a la otra mitad tras las distintas reformas promovidas desde Bruselas por comisarios daneses

Imagen de José Ignacio Falces
Publicado por José Ignacio Falces

Esta el sector pendiente de lo que los sesudos hombre y mujeres de Bruselas deciden sobre la Política Agraria Común más allá del 2020… primero el presupuesto, algo que es fundamental, y más tarde como se reparten esos fondos…

Imagen de José Ignacio Falces
Publicado por José Ignacio Falces

Quizás el titular del artículo haya hecho pensar a algunos que voy a escribir este artículo sobre un rotundo no que se ha escuchado recientemente en el sector agrario de Castilla y León, pero no voy a valorar esa negativa, que seguro daría para una buena cantidad de letras y palabras, sino una que ha pasado mucho más desapercibida para el conjunto de la sociedad de esta región pero que creo pone en evidencia una situación latente en el campo, de la que mucho se habla y a la que, aunque se trata de buscar de soluciones, se mantiene ahí.

Páginas

Suscribirse a RSS - Blog de José Ignacio Falces