Agronews Castilla y León
  • COAG Zamora y el propio ganadero piden a la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico y al Secretario de Estado de Medio Ambiente que den una explicación sobre la necesidad de la presencia y asentamiento del lobo al Norte del Duero, prevaleciendo la conservación y proliferación del lobo al desarrollo de la actividad ganadera.

El pasado sábado, en la tarde/noche, la explotación ganadera de ovino de leche de Ignacio Carricajo ubicada en Revellinos de Campos sufrió un nuevo ataque de lobos, en su explotación ganadera de ovino.

Este joven y su familia dependen de su explotación de ovino de leche, instalado recientemente, que había adquirido recientemente algunas ovejas hasta completar lo previsto en el Plan Empresarial en su Expediente de primera instalación. Sin embargo, al parecer, al menos dos lobos han atacado su explotación ganadera, situada en el casco urbano, y que contaba con la presencia de al menos un mastín.

La cifra de animales muertos por el ataque se aproxima a la treintena, con el agravante de que la mayoría de ellas estaban próximas al parto, por lo que las pérdidas se acrecientan. Y no es la primera vez que sufre un ataque, circunstancia que ya había puesto en conocimiento de las agentes medioambientales.

COAG Zamora solicita que se proceda de inmediata al control de estos lobos. Su reincidencia en los ataques, la importancia de los mismos, la ubicación, y la existencia de otras explotaciones en la zona, hace imprescindible su control.

Según la organización no se justifica que este joven ganadero, u otros de la zona, tengan que soportar un solo ataque más en sus rebaños. Aseguran que no puede prevalecer la proliferación del lobo frente a la supervivencia de las familias que tienen en la ganadería su medio de vida.

Sección: 

Provincias: