Agronews Castilla y León

El director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, José Luis Lapuente, ha asegurado que el presente y el futuro de los vinos de calidad pasa por la necesidad de buscar otros argumentos que aporten valor añadido, como la historia, la tradición, el enoturismo y el paisaje. “No solo el vino, sino una experiencia diferencial específica para cada producto y cada región”. Una transformación clave para crecer en el los mercados exteriores. 

Lapuente, aunque aseguró que no hay fórmulas mágicas, se ha mostrado convencido de que “cada denominación de origen tiene que crear su propio modelo, pero las oportunidades hay que buscarlas fuera”. 

Así lo ha explicado durante el seminario organizado por la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (VITARTIS) y el Instituto Internacional San Telmo, ‘Generar y capturar valor en la cadena alimentaria’, dirigido a empresarios y directivos de las empresas del sector en Castila y León.

Lapuente expuso las decisiones adoptadas por la Denominación de Origen Rioja para impulsar las ventas en un mercado maduro, que implicaron la revisión de toda su política comercial. 

En este contexto, explicó la importancia de explorar nuevas vías para generar una diferenciación que aporte un valor a la marca y que permita alcanzar el “ambicioso reto” de llegar a que las ventas al exterior de Rioja sean el 50% del total en 2020, lo que supone crecer 12 puntos respecto a la situación actual.

Y se refirió a Estados Unidos, Canadá y China como los mercados que ofrecen mayor potencial para que los vinos de calidad puedan aumentar su presencia en los próximos años.

El seminario, en el que participaron más de 60 directivos de empresas alimentarias, fue inaugurado por el presidente de VITARTIS, Félix Moracho, y el director general de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE), José María Ribot. Moracho insistió en la formación como elemento fundamental para las empresas. Por su parte, Ribot –que reiteró el apoyo al sector de la Junta de Castilla y León– recordó que está abierta la línea de ayudas a la internacionalización. 

En esta jornada también se analizó el caso de la empresa Driscoll’s of Europe (DoE), perteneciente a la californiana Driscoll’s (la mayor comercializadora mundial de frutas del bosque) y a la española Alconeras, cuya viabilidad se vio seriamente comprometida cuando uno de sus principales clientes exigió el envasado de los productos con su propia marca.

El seminario es una actividad previa al segundo Programa DEA (Dirección de Empresas Alimentarias) que se impartirá en Valladolid desde finales del mes de noviembre, por iniciativa de VITARTIS y bajo la dirección del Instituto Internacional San Telmo. 

El objetivo es conocer cómo gestionar los aspectos clave para generar y capturar valor ante los retos más inmediatos del mercado: el posicionamiento comercial, la búsqueda y desarrollo de nuevos mercados, las marcas y su valor, cómo alcanzar la excelencia en la gestión comercial, etcétera.