María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

El pistacho está tomando cada vez más importancia en la provincia zamorana y prueba de ello es que cada más se incorporan cultivadores a la cooperativa “Naturduero”, la única que existe y que cuenta con socios no solo de Zamora sino de Salamanca y Valladolid. En la actualidad hay unos 55 agricultores.

El presidente de Naturduero, Jorge Domínguez, ha confirmado a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN que “este año la campaña pistachera no ha terminado también como hubiéramos deseado los cultivadores ya que tan solo hemos recogido unos 10.000 kilos de producto”. El problema, según Domínguez, “han sido las importantes heladas que cayeron en el mes de abril, teníamos cinco socios con una cosecha muy buena pero al final las condiciones climatológicas acabaron con las buenas perspectivas, eso sí, lo compensamos con agricultores que han empezado nuevos que también han sido unos cinco o seis”, señala.

La cooperativa funciona bien porque hay mucho interés por parte de los cultivadores por este producto. El presidente de Naturduero, Jorge Domínguez, confirma la inversión de medio millón de euros que tienen previsto realizar en sus instalaciones de cara a un futuro no muy lejano ya que “queremos comprar maquinaria para adaptarnos al incremento de la producción en los próximos cuatro años, ahora solo contamos con unas 10 toneladas pero en un futuro queremos llegar a las 200 toneladas y para eso necesitamos más maquinaria”.

Jorge Domínguez también confirma que tienen muchos proyectos, uno de ellos es alquilar las instalaciones de la cooperativa a un empresario iraní puesto que “solo las ocupamos un mes al año y para que fueran más rentables teníamos pensado hacer esto, el problema es que no ha salido la operación hacia delante porque estaba muy lejos la empresa interesada”.

Así las cosas, la cooperativa va dando sus pasos “poco a poco” como reconoce su presidente por eso están en contacto con la sociedad Piñonsol de Pedrajas de San Esteban para “hacer la segunda parte del procesado del pistacho puesto que nosotros no lo podemos hacer porque no tenemos la maquinaria necesaria”, señala Domínguez, quien también ha dicho que “estamos asociados con la cooperativa ACOR porque hay algunos socios que han plantado pistachos y les hacemos el primer procesado que consiste en pelar y secar, después está el calibrado y el separar los abiertos de los cerrados, es el proceso más engorroso, el segundo proceso consiste en tostar, envasar y comercializar el producto”.

Esta cooperativa cultiva unas 400 hectáreas de pistacho de sus socios. El año pasado contaron con dos máquinas nuevas compradas en Irán, un presecadero y otra que separa los pistachos pelados de los limpios.

Si el interés continua por este cultivo, y los datos así lo confirman, seguirá incrementándose la producción de un alimento como es el pistacho que puede aportar un complemento económico importante a la explotación agrícola.

Tags: 

Sección: 

Provincias: