Agronews Castilla y León

Fenacore ha elaborado una especie de protocolo a través del cual pretende impulsar y homogeneizar la realización de planes de gestión de sequías por parte de las comunidades de regantes. “Sin pausa, pero tampoco sin prisas”, podría ser el resumen de las recomendaciones ofrecidas por Federación Nacional de Regantes, que avala la necesidad de establecer a nivel de comunidad los criterios para el reparto de agua, la búsqueda de recursos alternativos, etc., “de forma que esté todo ordenado, previsto y acordado”, sin dejar de reconocer que es mejor hacerlo “en situación de normalidad, con la serenidad y la objetividad que se tiene cuando tenemos una campaña de riegos normal, sin los conflictos ni las tensiones que produce la falta de agua entre los comuneros”. 

Fenacore recomienda asimismo que ese Plan sea aprobado por la Asamblea General, no por la Junta de Gobierno, como normativa de riego, y desaconseja su incorporación a las Ordenanzas o Estatutos “porque son más rígidos al tener que ser aprobados por la Administración”. Señala asimismo que debe recoger los criterios de reparto de agua y las medidas necesarias para salvar las cosechas, las plantaciones, el arbolado. etc., “procurando un reparto equitativo del agua para que todos los comuneros queden afectados en igual proporción por las restricciones”. Por último, subraya que el Plan puede recoger recomendaciones sobre cultivos, “pero no debería imponer o prohibir, ni tampoco limitar el número de hectáreas a sembrar”, siendo decisión y responsabilidad del agricultor programar sus cultivos. 

Para conocer todas las recomendaciones de Fenacore, pinchar aquí.

Sección: