Agronews Castilla y León
  • El Observatorio Español del Mercado del Vino muestra los últimos datos del sector aportados por el MAPAMA.

Las buenas noticias también son noticia. El mercado del vino ha visto un aumento en su consumo para alimentación en el 2016 tanto en términos de valor como en su precio medio. Tal y como ha reflejado el Observatorio Español del Vino, en el primer campo ha aumentado su valor un 5,2 por ciento llegando a los 1.026,1 millones de euros mientras que su precio ha subido un 4,9 por ciento y se sitúa de media en 2,70 euros el litro.

 

Por productos, son los espumosos y cavas y los vinos con denominación de origen no espumosos los que lideran el crecimiento del consumo en este canal. Según este informe se consumieron 140,4 millones de litros de vino tranquilo con DOP y se gastaron 560 millones de euros en este tipo de producto, a un precio medio de 3,99 euros por litro. Con respecto a 2015, se registra un aumento del 2% en volumen y del 5,8% en valor, lo que lleva a un aumento del precio medio del 3,6%.

 

El 2016 también trajo buenos datos para espumosos y cavas, quienes aumentaron un +18,6%  en volumen  hasta los 27,7 millones de litros y un +19,9% en valor, hasta los 145,7 millones de euros, gracias a un mes de diciembre “extraordinario” según el OeMV, lo que supone un aumento para el precio medio del +1,1% hasta los 5,37 euros por litro (+6 céntimos).

 

Las caídas

En el lado menos bueno, se registra una evolución negativa para los vinos tranquilos sin DOP en términos de volumen, cuyo consumo en alimentación cae un -3,2% en volumen, hasta los 178,6 millones de litros aunque, eso sí, aumenta un 0,6% en valor, hasta los 218,5 millones de euros, con un precio medio un 4% superior, hasta los 1,22 euros por litro.

 

El Observatorio va más allá y compara las cifras con las de 1999 obteniendo como resultado en la facturación alcanzada en 2016 (1.026 millones de euros) con una subida del 5,2% respecto del año anterior, aunque queda todavía por debajo de las registradas en el período 2008 (año récord con 1.132 millones de euros) al 2014. En volumen, sin embargo, y pese a la estabilidad en 2016, la caída es más pronunciada en el medio plazo, con solo un pequeño remonte en 2007, pero continuada desde 1999, cuando se situaron en 606 millones de litros de consumo de vino en los hogares españoles.

 

Según el organismo, estos factores, junto al incremento del consumo de vino en hostelería reflejan una recuperación del mercado del que se prevé una ligera mejora en las ventas directas y on-line, mientras apunta a una recuperación del consumo del vino en España a tenor de los resultados de 2016. Un buen síntoma tras haberse frenado en años anteriores la caída que se venía registrando.

 

Sección: