Agronews Castilla y León

Desde la agrupación ecologísta Greenepeace se asegura que se llevan 17 años cultivando transgénicos comerciales en España y nadie, hasta al momento, sabe exactamente dónde se cultivan ni la superficie cultivada. El Gobierno español, en aras de la transparencia y fiabilidad de la información, debería ofrecer estos datos. Lejos de eso cada año ofrece solo estimaciones de la superficie cultivada por provincias.

Por ello, Greenpeace ha solicitado información directamente a las comunidades autónomas para construir el que es el primer mapa de cultivos transgénicos en España

Este mapa hace referencia al cultivo en 2014 del maíz insecticida denominado MON810, el único transgénico autorizado en la UE para cultivo comercial.

En este mapa, que consta de dos partes, se puede por un lado conocer la situación por comunidad autónoma y comparar las estimaciones del MAGRAMA con la información real del cultivo en el campo. Las diferencias son enormes y las estimaciones del MAGRAMA indican siempre una superficie muy superior a la realidad.

En la segunda parte del mapa se ver como el cultivo está disperso por la geografía española y cuántas hectáreas se siembra realmente en cada municipio (¡en más de 400 municipios se cultiva maíz transgénico!) También aquí se pueden apreciar los municipios que se han declarado Zonas Libres de Transgénicos (¡¡¡más de 180!!!) Las ZLTs son un movimiento de resistencia frente a la expansión de los cultivos transgénicos y se establecen principalmente para evitar su cultivo y en segunda instancia para evitar también su presencia en la alimentación.

El mapa no es todo lo completo que le  gustaría a Greenpeace aseguran pues, lamentablemente, algunas comunidades autónomas siguen sin cumplir sus obligaciones legales y no contestan a la solicitud de información ambiental o contestan, por ejemplo, con la mismas estimaciones del MAGRAMA.

Ante el escenario presentado en este mapa se aprecia que la superficie cultivada no es tan grande como la que promueve el MAGRAMA. Es sin duda fundamental que, mientras se permita el cultivo de transgénicos en España, al menos la información sea fiable y transparente. 

Desde Greenpeace se reitera la necesidad de eliminar los cultivos transgénicos, sencillamente, porque no son necesarios. Precisamente, Aragón, la CCAA donde más se siembra maíz transgénico es la autora de un informe técnico que demuestra que los transgénicos no son necesarios porque las producciones son iguales o inferiores a las del maíz convencional y la plaga que pretende combatir el maíz transgénico no provoca tantos daños como se quiere hacer creer.

Sección: