Diego Villacorta - Agronews CyL
  • El ganadero charla en exclusiva con Agronews y asegura que "no sabe muy bien cómo actuar" pues desconoce si, como ocurre con los daños ocurridos con los ataques de lobo, le será cubierta la pérdida de ambos ejemplares.

Ernesto se enteró el miércoles, a primera hora de la mañana, justo unas horas después de haber dejado en orden  todo el ganado de su explotación - de unas 50 vacas-: “Desde que yo la vi la última vez a las siete de la tarde, la vaca no daba síntomas que indicaran que iba a ponerse de parto, le faltaban aún unos días para que pasara”. Pero no llegó a tiempo. Las aves carroñeras habían atacado a la vaca y a su ternero ya nacido en un alumbramiento  que se podría haber acelerado debido a esta situación de estrés que vivió.

 

Al día siguiente Ernesto García, ganadero de Monleras, en la comarca salmantina de Ledesma, dio el parte a los servicios de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León que corroboraron este extremo. Según indica la Alianza UPA-COAG no es la primera vez que los buitres atacan a ganado vivo y sobre todo en el ámbito de la ganadería extensiva. El productor, reconoce que no tiene constancia clara de que esto ocurra con asiduidad y que éstos casos  se deban a las mismas causas, pero intuye por qué: “Me da la sensación de que hay gente a la que le pueden ocurrir estos ataques y se lo guarda, no lo dice” reconoce en esta entrevista concedida a Agronews.

 

"A veces aparecen bandadas de 200 buitres"

Lo que sí tiene claro es que la población de buitres ha aumentado de forma exponencial en los últimos años: “Hay una sobrepoblación increíble, a veces aparecen bandadas de 200 buitres en un segundo, no es normal”.

 

Estas aves, comúnmente necrófagas,  se alimentan de cadáveres pero, a falta de ejemplares muertos,  fijan cada vez más su objetivo en animales vivos. Las normativas, como la impuesta  desde el año 2000 por parte de la administración regional a consecuencia del síndrome de las vacas locas, prohíben taxativamente el abandono de animales muertos en el campo, pero tampoco ayudan a frenar los ataques.

 

Solución, ¿Más muladares?

En la actualidad se ha abierto algo más la mano desde la Junta de Castilla y León y se han  autorizado a algunas explotaciones la posibilidad de volver al sistema antiguo y así lograr que los buitres se alimenten y no necesiten recurrir a cabezas de ganado vivas. La primera fue Segovia, quien obtenía el visto bueno de la Junta en marzo de 2016 para poder dejar cierta cantidad de animales muertos en lugares concretos para tal fin, los conocidos muladares en más de 270 explotaciones.

 

Ernesto cree que soluciones como ésta, la creación de muladares, podrían resolver la situación: “Es un tema delicado porque si les alimentas mucho puede darse una sobrepoblación y si se les alimenta poco atacan a los vivos”. Ahora, García esperará al devenir de los acontecimientos para saber qué paso dar aunque, según ha indicado a este medio, probablemente pondrá una denuncia para que le sea cubierto el daño producido a su explotación: “Esperaré al informe que realicen, porque la Junta no suele abonar este tipo de ataques como sí ocurre con los lobos”. Las compañías aseguradoras sí cubren costes concretos, pero si se dan de forma continua, esto es más complicado de conseguir.

 

Eso sí, pide no se silencia el tema y se tenga constancia de que “esto sí está ocurriendo”. Misma reivindicación en la que coincide UPA-COAG quien ha pedido a la Junta soluciones inmediatas: “ O se toma en serio este problema o las consecuencias van a ser cada vez peores, puesto que la población de estas aves se ha incrementado en exceso y cada vez disponen de menos alimentos al no poderse alimentar de cadáveres de animales”. Mientras, el temor sigue en el aire.

 

Sección: 

Provincias: 

Suscríbete a nuestras novedades