Berta Redondo - Agronews CyL

Durante este fin de semana del 30 y 31 de mayo, las degustaciones y demostraciones de preparación de espárragos, los pasacalles y una muestra de artesanos de Castilla y León inundarán las calles de la localidad vallisoletana. 

Tudela de Duero huele a fiesta. Un año más, y ya van nada menos que 31 ediciones, el municipio vallisoletano se engalana para poner en marcha su tradicional Feria de Exaltación del Espárrago y de la Artesanía. Una cita ineludible de la provincia de Valladolid en la que el espárrago se convierte en el protagonista indiscutible junto con la artesanía y el folklore de la villa.

“El rey de las hortalizas”, como así se le conoce en Tudela de Duero, se sigue cultivando de manera tradicional y se recolecta de forma diaria desde finales de marzo hasta mediados de junio. Dicen los productores tudelanos que su escasa fibrosidad es una característica diferenciadora con espárragos de otras zonas.

Por este motivo, y tras muchos años de trabajo, la Marca de Garantía del Espárrago de Tudela de Duero comienza a ver la luz: ya ha sido aprobado por el Itacyl y falta su registro en la Oficina de Patentes y marcas, un proceso que, según calculan los productores, tardará unos 3 meses. Es decir, el próximo año el espárrago tudelano podrá comercializarse bajo su propia Marca de Garantía.

Enrique Belloso, productor local, señala la importancia de esta figura de calidad frente a la amenaza de vender espárragos de fuera “como si estuvieran envasados en Tudela”. Dirección en la que también apunta Jorge Pérez, de Villa Aquilina: “hay que destacar la importancia que la Marca de Garantía tiene para la defensa de este producto”. Y va más allá, el objetivo es conseguir la Denominación de Origen. “Los dos estudios con los que contamos actualmente nos darían la DO, pero es un proceso largo y preferimos rodar primero con esta marca para, en unos 5 años, conseguir la DO” señala Jorge Pérez. Luis San José otro de los productores tudelanos, ve con buenos ojos esta apuesta por diferenciar el espárrago de Tudela, si bien él defiende “una apuesta a tope por lo ecológico”. Apuesta que también hacen desde la Asociación Flor de Castilla, organizadores de la Feria del Tomate que tiene lugar a finales de agosto.

“Uno de los stands más concurridos es el de la demostración de preparación de espárragos. Tras el éxito de la jornada matinal, esta actividad se repetirá el sábado de 19:00 a 20:00 horas y el domingo de 12:30 a 13:30 horas.”

Además de poder comprar directamente a los productores, a lo largo de la calle 29 de Diciembre los establecimientos hosteleros tudelanos ofrecen un plato degustación de cuatro espárragos, huevo cocido, salsa vinagreta o mahonesa por un precio de 3 euros. Y no faltan tampoco los puestos que ofrecen los mejores productos gastronómicos de la zona: quesos, embutidos, aceites, pastas, vinos…

En total, la villa tudelana acoge a sesenta puestos artesanos y de asociaciones locales que muestran con mimo a los visitantes sus productos en unas jornadas que se completan con pasacalles, demostraciones de música y danzas tradicionales y talleres para niños. Un programa destinado al disfrute de todos los sentidos.

 

 

Sección: 

Provincias: