Agronews Castilla y León

La elevada siniestralidad que tiene el sector agrario requiere un mayor esfuerzo en materia de prevención.

Aunque cada subsector, en función de si hablamos de ganadería, apicultura, olivar, cereal, frutas y hortalizas puede tener riesgos diferenciados existen cuestiones preventivas comunes, aseguran desde ASAJA Almería en un comunicado de prensa.

En primer lugar, recordar que es obligatorio tener un Plan de prevención en el momento en el que un empresario cuenta con trabajadores a su cargo, para ello existen empresas especializadas que realizarán la evaluación de riesgos que se plasmará en un plan específico para la “explotación-empresa”.

La prevención de riesgos laborales en definitiva deberá estar integrada en la forma de trabajo diario en la empresa agraria y por ello es necesario que se efectúe una constante supervisión.

No se trata de un tema baladí, la correcta gestión de la Prevención de Riesgos Laborales implica unas obligaciones

  • Es obligatorio informar a los trabajadores de los riesgos y medidas preventivas de su puesto de trabajo así como de las medidas de emergencia y evacuación.
  • Es obligatorio formar a los trabajadores en materia preventivarelacionada con su puesto de trabajo.
  • Es obligatorio ofrecer a los trabajadores la posibilidad de realizar reconocimientos médicos a cargo de la empresa.
  • Es obligatorio documentar y llevar una planificación de la actividad preventiva. Plan de prevención.

Las infracciones en materia de Prevención de Riesgos Laborales se categorizan en leves, graves y muy graves y oscilan desde 40 euros hasta 819.780 euros.

ASAJA recuerda a los agricultores y ganaderos que cuestiones como el orden y la limpieza de los lugares de trabajo contribuyen a minimizar los riesgos y son medidas que están en nuestra mano y son sencillas de aplicar, así como el uso de guantes, un calzado y ropa adecuadas.

Sección: