Agronews Castilla y León

El mercado ganadero de Becerreá volvió a acoger su tradicional subasta de novillas de raza Rubia Gallega, después de tres años sin celebrarse, y lo hizo con la adjudicación de los cinco ejemplares presentados. Las novillas preñadas, procedentes del centro de recría de la granja Gayoso Castro, alcanzaron un precio medio de 2.160 euros, bastante discreto para tratarse de una subasta en la que siempre se registraban muy buenas cotizaciones e incluso récords. Sin embargo, el dato positivo es que todos los animales se vendieron, algunos con buenos precios de hasta 2.300 euros, y todo ello pese a que hace escasos días tuvo lugar la subasta en Pedrafita do Cebreiro.

En total 15 personas sacaron la tarjeta para poder participar en la subasta, que concluyó con las adjudicaciones a ganaderos de Becerreá, Palas de Rei y Friol, todos ellos con un ejemplar, y con dos de las novillas adjudicadas a un ganadero de Sarria. 

Después de la subasta celebrada en Becerreá, la Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega seguirá con otra de las citas clásicas en su calendario de eventos. Se trata de la subasta de A Fonsagrada, que siempre reúne a un gran mayor número de compradores. Se celebrará este sábado, día 23, a partir de las 12.00 de la mañana.

Sección: