José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Coincidiendo con la primera reunión convocada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para valorar el acuerdo lácteo del 23 de septiemnre, a la que, por cierto sólo están convocados quienes lo han firmado, el Sindicato Labrego Galego de la mano de su secretaria general, Isabel Villalba, ha realizado una valoración muy crítica del mismo asegurando a Agronews que "esa visión positiva y optimista lanzada desde el MAGRAMA está muy lejos de la realidad que viven los ganaderos, día a día, en sus explotaciones".

"Así, señala, los precios siguen igual de bajos que antes de la protestas, incluso en los contratos firmados recientemente. Tan sólo algunos gestos puntuales han mejorado la situación como las decisiones de Celta o la Corporación Peñasanta de echar para atrás las anunciadas bajadas o la actitud de algunos interproveedores de Mercadona como IPARLAT o Entrepinares que si han revaloraizado ligeramente los precios, mientras en líneas generales los importes que perciben los ganaderos siguen a la baja". "Primeros compradores están ofertando valores de 0,26 euros e incluso algunos de ellos como Lácteos Pérez o Lácteros Ortegal tienen importantes impagos a quienes les entregan la leche cada día".

"El acuerdo tampoco ha avanzado en el desarrollo de una cadena de valor de la leche en la que se redistribuyan los beneficios de la misma. La propuesta de la Interprofesional Láctea, INLAC, no nos vale, asegura Villalba a Agronews, pues plantea una foto fija con unos precios para el ganaderos de 0,32-0,33 euros que no cubren los costes de producción y que consideramos no debemos entrar ni a debatir". "Es básico elaborar una cadena de valor real, en la que todas las partes ganen", concluye

Desde el Sindicato Labrego Galego se ha denunciado, en la citada rueda de prensa, como en las últimas semanas, distintas fuentes, aseguran que se está produciendo un incremento de las entradas de productos lácteos desde Francia a través de Lactalis o Danone, algo que está contribuyendo a aumentar la cantidad de producto en el mercado, llevando a bajadas de precios pues las propias industrias remiten a almacenamiento o a leche en polvo la producción española, tratando de bajar el precio que pagan por la misma.

"No conocemos el modelo de contrato que se está elaborando desde la INLAC

 

Sección: