Agronews Castilla y León

 

  • Desde el Colegio profesional recuerdan que las mascotas “son seres vivos, no juguetes” que obligan a adaptar el presupuesto y la rutina familiar “para pasearlos, llevarles al veterinario, comprar comida y buscar un alojamiento durante las vacaciones”
  • Si finalmente se opta por adquirir un animal, el Colegio recomienda involucrar a los más pequeños en el cuidado de la mascota
  • En España se abandonan unos 300.000 animales al año
  • Además de las especies con pedigree, los profesionales recuerdan que las protectoras están llenas de mascotas que esperan una segunda oportunidad para ser adoptadas

El Colegio Oficial de Veterinarios de León hace un llamamiento especial en estas fechas a los Reyes Magos para que se haga una compra responsable de mascotas como regalo de Reyes para los más pequeños.

El presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de León y presidente del Consejo autonómico de la profesión, Luciano Díez, recuerda que esta recomendación se hace teniendo en cuenta los cientos de abandonos de animales de compañía que se producen unos meses después de haberlos integrado como parte de la familia.

A día de hoy se producen unos 300.000 abandonos de animales al año, entre ellos todo tipo de mascotas (perros, gatos y pequeños mamíferos como hámster o conejos…) y animales exóticos.

Desde el Colegio Oficial de Veterinarios de León recuerdan que “un perro no es un juguete. Hay que adaptar el presupuesto familiar y organizar las rutinas para sacarlo a pasear, comprar comida, pagar un alojamiento cuando llegan las vacaciones familiares, disponer de un presupuesto mínimo para las consultas veterinarias… Cuando se toma la decisión de incorporar una mascota a nuestra familia hay que pensar mucho más allá del día en que se recibe ese regalo.”.

De todos los animales que se abandonan, apenas un 10-15% son finalmente readoptados. Por eso, desde el Colegio recuerdan que las familias tienen la opción de adquirir un animal con pedigree o bien acudir a una Protectora donde habitualmente hay decenas de mascotas esperando una segunda oportunidad en un nuevo hogar.

Los veterinarios apuestan además por involucrar a los más pequeños en los cuidados habituales de sus mascotas. “Es importante que los niños les acompañen al veterinario porque les hace tomar conciencia de que tener un animal es una responsabilidad. Se crea una complicidad porque nos ven como el pediatra de su perro o su gato”.

Las vacunas y desparasitaciones, recuerdan desde el Colegio, son imprescindibles “no sólo por la salud del perro, sino también por los propietarios”, para evitar enfermedades como las que transmiten garrapatas, pulgas, parásitos como lombrices, o el quiste hidatídico.

Sección: