Agronews Castilla y León

 

  • La Ley contempló en marzo la posibilidad de dos potencias y aún no se ha materializado

ASAJA Salamanca insta a que no se demore más la posibilidad fehaciente de que los regantes puedan contar con dos tarifas eléctricas por año. La Ley 1/2018, del 6 de marzo, publicada en el BOE el 7, anunciaba que “en los términos que reglamentariamente se determinen, el contrato de acceso para regadío contemplará la posibilidad de disponer de dos potencias diferentes a lo largo de 12 meses, en función de la necesidad de suministro para esta actividad. Los precios del término de potencia no surtirán incremento alguno respecto de las tarifas de aplicación, siempre que la fijación así establecida sea consistente con la seguridad y la sostenibilidad económica y financiera del sistema recogido en el artículo 13 de la ley 24/2013, de 26 de diciembre, así como con la normativa comunitaria de aplicación”.

A este respecto, aún no se ha llevado a cabo el reglamento que materialice esta predisposición y, desde ASAJA Salamanca, se considera que, acabada la campaña de riego, llega el momento idóneo para cambiar los contratos y bajar la potencia al mínimo.

Esta demanda histórica en ASAJA no acaba de materializarse y resulta más que imprescindible que los regantes puedan firmar un contrato de temporada para los meses de máximo consumo y otro, con una potencia mínima para el resto del año, con el objeto de mantener los equipos. Esta medida evitaría pagar todo el año por un servicio que sólo se utiliza durante la campaña de riego, lo que incrementa injusta e innecesariamente el gasto en electricidad.

Sección: