Agronews Castilla y León

 

  • El mantenimiento en estas primeras semanas de las cotizaciones en calabacín, pepino o berenjena ha hecho que una mayoría de agricultores hayan prescindido o pospuesto la decisión de siembra de estos cultivos para la primavera

Incertidumbre es uno de los calificativos que mejor podrían atribuirse a la próxima campaña de primavera en la provincia, fundamentalmente por la fuerte reducción prevista en estos momentos en la superficie de melón y sandía, que podría rondar entre el  30 y el 40%.

Según una primera valoración de ASAJA-Almería la reducción se da fundamentalmente en el Poniente y en melón;  si bien en sandía también nos encontraríamos con menos producción prevista. En la zona de Almería y Níjar también se prevé algo menos de sandía (un 2-3%). En lo que respecta a la fecha de siembra en la zona de Nijar encontramos explotaciones que han adelantado la cosecha unos 7-10 días, si bien no se trata de una gran cantidad, ya que los que tienen previsto la siembra de sandía se mantienen en las fechas habituales de los meses de enero y febrero.

El motivo de esta caída inicial en los trasplantes se podría explicar por el mantenimiento de las producciones de otoño de pimiento, tomate, pepino, berenjena o calabacín que han tenido un tramo final y un arranque de año con precios aceptables, “esto habría motivado que muchos agricultores hayan decidido posponer o incluso prescindir de la siembra de melón o sandía, sobre todo teniendo en cuenta la mala experiencia de la pasada campaña en términos económicos, y es que con la situación actual de costes no compensa quitar un producto que en estos momentos aguanta en las pizarras”, señala Antonio Navarro, Presidente de ASAJA.

ASAJA destaca que la caída en melón sería especialmente significativa, pudiendo llegar a una reducción del 40% con respecto a lo previsto en años anteriores, destacando el Piel de Sapo muy por encima de otros como el tipo Galia. Estamos por lo tanto ante una situación imprevisible ya que podrían producirse cambios en las decisiones a última hora, todo en función de cómo se mantengan las cotizaciones las próximas semanas. De este modo la situación de los precios va a ser determinante para la cosecha de melón y sandía, ya que aún estamos en fecha para los trasplantes en semillero, y en el caso de melón la siembra aunque no es lo habitual puede hacerse incluso de forma directa en la finca, por lo que podrían producirse cambios a última hora.

Tambien hay que tener en cuenta que la campaña temprana cuenta siempre con la fuerte presencia de producto de otros países, de ahí que la decisión de plantar en primavera alguna de estas dos frutas tradicionales se esté retrasando.

En el caso del Levante con las producciones al aire libre se espera también una cierta reducción de superficie, en este caso motivada por la falta de recursos hídricos garantizados, y ante la falta de lluvia, ya se prevén estos recortes en la superficie.

En ASAJA  preocupa que si no se produce una correcta planificación de las siembras se pueda dar lugar a lo ocurrido la pasada campaña, con el agolpamiento de la producción y las consecuencias de hundimiento de precios en momentos trascendentales de la cosecha.

Tags: 

Sección: