Agronews Castilla y León

UPA-UCE Extremadura ha valorado el Real Decreto-ley 2/2017 de 27 de enero, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los daños causados por los últimos temporales. En él se recogen las medidas para hacer frente al fortísimo pedrisco que se produjo el 6 y 7 de julio en los municipios de Don Benito, Villanueva de la Serena, La Haba, Villar de Rena, Valverde de Mérida, Miajadas, Campanario, Bienvenida, Solana de los Barros y Novelda, que también provocó cuantiosos daños.

“Creemos que las ayudas son claramente insuficientes”, señala Antonio Prieto, responsable de seguros agrarios en UPA-UCE; que reclama “una solución” para los agricultores que no tenían contratado el seguro.

“Nuestra organización es una clara defensora del seguro agrario pero es necesario ver los niveles de contratación y la magnitud del daño ocasionado, ya que muchas explotaciones lo han perdido todo”. Prieto apuesta por realizar una “actuación extraordinaria” que permita a los agricultores volver a emprender su actividad productiva y ayudarles a afrontar la siguiente campaña de siembras.

Además UPA-UCE va a solicitar que se amplíen las medidas que plantea el  RD para fortalecer el apoyo al seguro agrario combinado, con el objetivo  de que “no vuelva a haber un solo agricultor que no tenga el seguro contratado”. También recuerda que gracias a la buena gestión de la organización con la delegación territorial de Agroseguro se consiguió mejorar sustancialmente la indemnización de los agricultores de tomate que teniendo seguro se vieron afectados por la catastrófica tormenta de mediados de julio.

Prieto añade que “no ayuda a la contratación” el hecho de que el Ministerio plantee un nuevo recorte en el seguro base, que se traduciría en un descenso de los apoyos para los agricultores extremeños de más del 30%.

Cabe recordar que la Junta de Extremadura ha valorado en más de 10.000 las hectáreas dañadas, con pérdida del 100% de la cosecha en 5.198,34 hectáreas y pérdidas valoradas en más de 11.700.000 euros, así como cuantiosas pérdidas de peonadas en el campo y de jornales en la industria.

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades