Agronews Castilla y León

 

  • Las cooperativas y organizaciones agrarias europeas sitúan la cosecha de cereales y oleaginosas en la UE en los 277 millones de toneladas, un 4,4% inferior a la de 2021

Los expertos de los grupos de trabajo del Copa y de la Cogeca sobre cereales y oleaginosas se han reunido esta semana en Bruselas y han estimado una producción total de cereales de 277 millones de toneladas en la UE-27 para la cosecha de 2022. Esta cifra sería un 4,4% inferior a la de la campaña anterior (290 millones de toneladas), y un 3,8% por debajo de la media plurianual de 288 millones de toneladas.

La superficie de trigo blando de la UE-27 se mantuvo casi estable, con 21,7 millones de hectáreas sembradas. Debido a los menores rendimientos, se espera que la producción disminuya a 123,4 millones de toneladas, frente a los 129,2 millones de la campaña anterior. Se prevén descensos de producción similares para otros cereales, con una disminución más acusada para el trigo duro, que se espera que caiga un 14,6% en comparación con 2021.

 

Jean-François Isambert, Presidente del Grupo de Trabajo de Cereales del Copa-Cogeca, ha comentado: "La producción de trigo blando de la UE corre el riesgo de verse muy afectada por fenómenos climáticos extremos en muchas regiones, con altas temperaturas, déficit de lluvias o granizo. Prevemos un rendimiento inferior del orden del -5%. Ante el riesgo de escasez de alimentos en varios países importadores por la guerra de Ucrania y la inflación de los precios de los alimentos, es esencial que la Comisión Europea se tome en serio estas advertencias y se anticipe a las necesidades. En algunas regiones ya estamos preocupados por el retraso experimentado en la nueva campaña de compra de fertilizantes. Es necesario reforzar la transparencia y la competencia en el mercado de fertilizantes de la UE. También nos preocupan los cuellos de botella logísticos que afectan a las exportaciones de grano desde Ucrania y los riesgos asociados de perturbaciones del mercado. Por último, los productores de cereales necesitan seguridad jurídica ahora, ya que en las próximas semanas tendrán que tomar decisiones sobre la rotación de cultivos del año que viene. La Comisión debe decidir rápidamente las medidas de flexibilidad en la PAC 2023 antes de la siembra de otoño".

En cuanto a la cosecha de oleaginosas, las previsiones son más positivas. El Copa y la Cogeca prevén un aumento hasta los 32,1 millones de toneladas, un 8,5% más que el año pasado y por encima de la media plurianual de 29,8 millones de toneladas.  La mayor producción de oleaginosas de la UE-27 se debe a un aumento de la superficie de casi un millón de hectáreas con respecto a la campaña anterior y a un rendimiento estable siempre que las condiciones meteorológicas sean favorables.

 

 

 

Pedro Gallardo, Presidente del Grupo de Trabajo de Semillas Oleaginosas y Proteaginosas, declaró: "Aparte de la Península Ibérica y algunas regiones de Europa central, las condiciones de plantación de los cultivos de invierno, incluida la colza, fueron favorables. La superficie de girasol y de proteaginosas sembrada en primavera se ha visto impulsada tras la invasión de Ucrania, con un +9,3% y un +6% respectivamente. Sin embargo, estas previsiones no deben hacernos olvidar las crecientes dificultades de producción. La protección de los cultivos contra las enfermedades y las plagas es complicada porque ya no se dispone de medios de protección eficaces. Es muy urgente facilitar el acceso a variedades mejor adaptadas al cambio climático y resistentes a las enfermedades y plagas, así como proporcionar métodos de protección alternativos eficaces."

Sección: