El Consejo de Gobierno de la Junta de Gobierno ha autorizado hoy, 21 de septiembre, la ejecución de la obra de interés general para convertir en regadío 2.700 hectáreas de las vegas bajas del río Valdavia, en la provincia de Palencia. Una obra que supondrá una inversión cercana a los 20 millones de euros.

La Consejería de Agricultura y Ganadería y la Comunidad de Regantes de las Vegas del Bajo Valdavia ya han formalizado el convenio de colaboración en el que se establece la forma y condiciones en que se desarrollarán la contratación, la financiación y la ejecución de las obras de interés general y las complementarias, mediante el cual la Junta de Castilla y León llevará a cabo la ejecución de la obra de interés general que supondrá una inversión de 11,2 millones de euros, y la Comunidad de Regantes se encargará de financiar la obra complementaria, cuyo coste asciende a 8,7 millones de euros.

Este nuevo regadío, incluido en el Mapa de Infraestructuras Agrarias de Castilla y León beneficiará a más de un centenar de agricultores de los términos municipales de Villaeles de Valdavia, Villasila de Valdavia, Villanuño de Valdavia, Bárcena de Campos, Castrillo de Villavega, Abia de las Torres y Osorno la Mayor. Con esta  actuación, se alcanzan ya 8.000 hectáreas convertidas en nuevos regadíos, esto es, el 40% del compromiso del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, de poner en riego 20.000 hectáreas.

La obra se ha proyectado como riego por aspersión con un 100 % de eficiencia energética, por lo que no tendrá coste alguno de electricidad o de combustibles fósiles. Para lograrlo, se aprovecha la energía potencial que genera la diferencia de altura de 51 metros existente entre el punto de toma de agua, en el azud sobre el río Valdavia, a la altura de Puebla de Valdavia, y el comienzo de la zona regable en el municipio de Villaeles de Valdavia. Esta diferencia de cota se amplía hasta 136 metros al final de la misma, en el municipio de Osorno la Mayor, y permite que el agua para riego llegue con suficiente presión a los hidrantes localizados en las parcelas. De este modo, los agricultores de la zona ahorrarán en energía en torno a 300 euros por hectárea al año de media, lo que supone más de 800.000 euros al año.

Los 11,2 millones de euros que invertirá la Junta de Castilla y León, como obra de interés general, tendrán como finalidad la construcción del azud desmontable de 1,2 metros de altura, levantado sobre el río Valdavia, con pilares y vigas de acero, para dar servicio a la toma de agua para riego; la creación de la conducción principal de agua de 23,6 kilómetros que se prolonga desde el azud hasta el final de la zona regable; y la puesta en marcha de dos balsas de regulación para almacenar agua para épocas de demanda, con capacidad de casi 100.000 metros cúbicos cada una.  Estas obras darán comienzo antes de que finalice el año y el plazo de ejecución estimado es de 24 meses.

Por su parte, la Comunidad de Regantes asumirá el coste del proyecto de la red de riego, que asciende a 8,7 millones de euros. Se trata de obras complementarias del regadío, constituidas fundamentalmente por la red de tuberías e hidrantes en parcelas. Se instalarán 60 kilómetros de tubería, 36 kilómetros para la zona de Castrillo de Villavega, Abia de las Torres y Osorno el Mayor, y 24 kilómetros para abastecer las tierras situadas en los términos municipales de Villaeles de Valdavia, Villasilla de Valdavia, Villanuño de Valdavia y Bárcena de Campos.

 

Obras ya ejecutadas

Con esta inversión, se concluye la transformación de regadío de esta zona palentina a la que se habrán destinado en su conjunto 40 millones de euros. En la actualidad ya está finalizada la presa sobre el arroyo de Villafría de Santibáñez de la Peña, a 40 kilómetros aguas arriba de la zona regable. Se trata de una importante obra de regulación en cabecera que, con una capacidad de almacenamiento de 12 hectómetros cúbicos, proporcionará el agua de riego a la zona.

Además, para mejorar la organización de la propiedad y hacer explotaciones más productivas, se ha desarrollado simultáneamente la concentración parcelaria, habiéndose ejecutado ya una parte de sus infraestructuras. Se trata de los caminos correspondientes a los términos municipales de Castrillo de Villavega, Abia de las Torres y Osorno la Mayor, necesarios para dar servicio a las nuevas fincas, que cuentan con una longitud de 51 kilómetros y en los que se ha invertido un millón de euros.

Sección: