Hasta este martes la Federación de Caza de Castilla y León (FCCyL) se había mantenido a la espera de que el departamento de prensa de la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León hiciera público el contenido de la reunión que días atrás mantenían su consejero, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente federativo, Santiago Iturmendi, además de otros directivos. Ante la ausencia de publicidad de este encuentro, la Federación informa mediante un comunicado el contenido de la reunión, en la que, como aspectos importantes, los representantes de los cazadores demandaban al consejero actuaciones urgentes para recuperar las poblaciones de especies cinegéticas, fundamentalmente de perdiz, “que están ahora mismo bajo mínimos”, señalan.

Tras formular esta petición, la Federación muestra su preocupación por “la falta de reacción objetiva de la Consejería ante la delicada situación de la perdiz”. En opinión de la Federación de Caza de Castilla y León, la grave situación de esta especie y en general de todas las aves, “requiere que la Consejería responsable exija de todos los intervinientes en la naturaleza un estricto respeto al medio ambiente”. Para esta institución, “la producción agrícola no puede ser excusa continua ante el grave deterioro medioambiental que sufrimos, que afecta muy directamente a nuestra avifauna de especies, sobre todo aves nidificadoras en el suelo”, unas reivindicaciones sobre las que “sólo recibimos apoyo moral o indirecto”.

Asimismo, la Federación informa de que tampoco fue posible obtener dotación económica alguna para apoyar un “Acuerdo Marco, que sí se contempló como declaración de intenciones, pero no con aportaciones dinerarias”. A esto añaden que “por ingenuidad, o por convicción inducida desde la Consejería”, así se esperaba por los responsables federativos con grandes expectativas para poder, entre otras cosas, desarrollar un estudio en profundidad sobre qué le pasa de verdad a la perdiz, con actuaciones o intervenciones agrícolas subvencionadas para la recuperación del hábitat en algún coto concreto.

 

Otros asuntos abordados

Otras cuestiones abordadas en esta reunión fueron la consolidación del descuento en la licencia de caza para cazadores federados, y que la Consejería intentará incrementar hasta el 20%; el reconocimiento por parte de la Consejería de las elevadas tasas que afectan a la caza y que intentará reconducir de acuerdo con la consejería de Hacienda; las discrepancias sobre la representatividad de los cazadores en los órganos consultivos que tratan temas de caza; el compromiso por una mejora de la gestión del lobo y el cumplimiento de los cupos de capturas recogidos en el Plan de Gestión; la voluntad de que ante un mismo asunto bajo la misma norma todos los servicios territoriales lo traten de la misma forma, no lo que sucede en la actualidad; y la posibilidad de disponer de terrenos públicos para la realización de pruebas deportivas y jornadas de caza para jóvenes, jubilados y desempleados. También, el consejero se comprometió a continuar apoyando el proyecto Cazdata, estudio promovido por la  FFCyL desde hace 22 años, para cuantificar los rendimientos de caza, la presión cinegética ejercida, la utilización de medidas de gestión cinegética y las tendencias demográficas de las especies de caza, entre otros.

 

Conservación y PAC

Por otra parte, la Federación ha establecido contactos con los responsables de la Consejería de Agricultura y Ganadería para intentar que la agricultura sea sostenible, rentable y respetuosa con el Medio Ambiente.  Para los responsables federativos, “se deben respetar las medidas medioambientales por los agricultores que reciban ayudas de la PAC y controlar el uso de semillas tratadas con productos permitidos”.

Por ello, desde la FCCyL señalan que “vamos a pedir en Agricultura que se recuperen los hábitats y con ello  se conserven las especies y en concreto queremos que el Plan de Desarrollo Rural PDR 2014-2020 lo contemple de forma clara”.

Miguel Corral - www.salamancartvaldia.es

Sección: