Eduardo Mongil - Agronews CyL
  • La Agencia no espera grandes complicaciones para los días festivos y prevé un trimestre invernal dentro de la normalidad.

El centro de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Castilla y León ha efectuado sus predicciones para las próximas semanas de Navidad, y ha transmitido tranquilidad respecto a los días festivos, en los que no se esperan grandes complicaciones. Lo más reseñable, en palabras de Jesús Gordaliza, jefe de Predicción de la delegación de la Agencia en la Comunidad, serán las lluvias previstas para los días 24, 25 y 26 de diciembre, que no deberían implicar dificultades.

“Tendremos una Navidad pasada por agua, pero agua templada. Habrá precipitaciones generalizadas y posiblemente fuertes, aunque la cota de nieve será muy alta”, ha avanzado Gordaliza, que también ha comentado las predicciones para los días cercanos a Año Nuevo y Reyes.

Para la entrada y salida de año se esperan temperaturas frías y alguna precipitación, pero no generalizadas, con las habituales heladas matutinas, una situación habitual por estas fechas, mientras que para la llegada de los magos de Oriente se prevé lo mismo, aunque sin riesgo de lluvias.

Gordaliza ha dado unas pequeñas pinceladas de lo que le espera a Castilla y León en los meses de invierno, aunque con cautela, ya que se tratan de predicciones probabilísticas. “Se espera un enero normal, y unos meses de febrero y marzo algo más agradables y secos. Será un trimestre relativamente normal. En enero esperamos precipitaciones de nieve, a partir de 1200 metros”, ha comentado el jefe de predicción.

Respecto la posibilidad de que pueda llegar otra Filomena, Jesús Gordaliza asegura que han efectuado un estudio climatológico que ha sacado la conclusión de que solo se debería repetir un fenómeno así cada 50 años. La probabilidad de que pase dos años consecutivos se reduce aún más, hasta a un 0,04%, que “es un poco más de que nos toque el Gordo de la Lotería, posible, pero improbable”, ha comentado el experto, que, sin embargo, ha advertido que con el Cambio Climático pueden aumentar esas probabilidades.

La AEMET ha hecho un repaso también al otoño y al año hidrológico. En ambos casos el resumen se ha definido por la “normalidad”. Los datos más significativos han sido que en noviembre ha hecho más frío de lo habitual -1,5 grados menos, y con las excepcionales nevadas de los días 27 y 28-, y que en septiembre la lluvia ha aparecido más de lo habitual, ya que ha sido el noveno mes del año más lluvioso en lo que llevamos de siglo XXI.

Este último dato contrasta con el mencionado año hidrológico, que ha sido ligeramente seco, especialmente en las provincias de León y Zamora, aunque dentro de los márgenes pluviométricos normales de Castilla y León.

La delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones, ha querido “agradecer y felicitar a la AEMET, a los 50 hombres y mujeres que trabajan en Castilla y León, y  a los 10 que están en este servicio de predicción”, debido a que, según su opinión, “son el radar de la Administración y de toda la ciudadanía. Ayudan al propio Gobierno, hacen de guía. Son la alerta, especialmente durante la campaña de vialidad invernal, para que la DGT, la Guardia Civil, Ejército, o incluso la UME, organicen su trabajo”.

Barcones ha señalado de ejemplo a la reciente crecida del Ebro en Miranda provocada por las lluvias, un hecho que ha intensificado el trabajo de coordinación entre la Delegación y la AEMET en las últimas fechas

“Cada vez son más certeras sus predicciones, incluso detalladas por horas. Cada 40 minutos van dando partes, y eso ayuda a tomar decisiones en base a datos muy objetivos. Yo soy una persona muy intensa, y cuando tenemos un fenómeno climático a lo mejor estoy llamando desde las 5 de la mañana, y ellos siempre ofrecen datos”, ha reconocido Barcones.

Por su parte, Jesús Gordaliza ha recordado que el trabajo del centro de la AEMET en Castilla y León se realizada las 24 horas del día todos los días del año, por lo que “cualquier fenómeno se monitorea en todo momento”.

Tags: 

Sección: