Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Los regantes leoneses dan la bienvenida a la paralización de los desembalses desde  Riaño y Porma y advierten de que no los permitirán más

  • La Diputación de León aprueba una declaración para que el Convenio de Albufeira se “adapte a las nuevas condiciones” del agua embalsada

En noviembre de 1998, España y Portugal firmaron en la localidad de Albufeira el 'Convenio sobre cooperación para la protección y el aprovechamiento sostenible de las aguas de las cuencas hidrográficas hispano-portuguesas' (cuyo texto íntegro puede leerse aquí https://www.chduero.es/documents/20126/580153/CONVENIO+DE+ALBUFEIRA.pdf/e9f6e6d7-daf6-8046-0b77-9e1c8465cca4?t=1564130258179) y se revisó en el año 2010 (https://www.chduero.es/documents/20126/580153/BOE-A-2010-652.pdf/073e6ca0-14c7-919c-68e2-f57acec8ddc7?t=1564130257239). Ese convenio supuso este año el desembalse de agua, desde principios de septiembre, de los pantanos leoneses de Porma y Riaño con destino Portugal para dar cumplimiento al convenio, algo que, hasta ahora no se había producido. Los regantes de los sistemas que dependen de esos dos embalses mostraron su oposición, sacaron a la calle 400 tractores y 3000  personas (https://bit.ly/3DZ7L3Z), amenazaron con ir a los tribunales e, incluso, con acudir ellos mismos a cerrar las compuertas. A tres días del final del año hidrológico, el próximo 30 de septiembre, y con él del fin de los desembalses, se anunció que ya no se enviaría más agua hacia Portugal y pocas horas después se publicó una declaración conjunta de España y Portugal sobre el Convenio de la Albufeira en el año hidrológico 2021-2022, un texto en el que se asegura que “los efectos del cambio climático se evidencian con menores registros de precipitación y escorrentía, dificultando de forma sustancial la gestión sostenible de los recursos hídricos. Por lo tanto, ambas partes, en el espíritu del Convenio de Albufeira, están decididas a analizar la situación y buscar soluciones que minimicen los impactos de la escasez de agua”.

El convenio de la Albufeira no se cumplirá al completo este año, el Douro portugués recibirá del Duero y el Tajo “en torno a un 90” de lo establecido.

En la declaración conjunta entre España y Portugal se fija para el próximo trimestre “una reunión de alto nivel para evaluar el año hidrológico 2021/22 y planificar el futuro del problema de la escasez de agua y la sequía en la Península Ibérica”. Los dos países quieren “fortalecer la coordinación” en la gestión del agua y resolver las limitaciones para cumplir los objetivos que son, por este orden, según el texto, “abastecimiento de agua a la población, usos para riego y explotación de centrales hidroeléctricas”.

 

Jorge Álvarez (Payuelos): “no vamos a permitir que salga ni una gota más”

Los regantes del sistema Esla-Valderaduey: Payuelos, Páramo Bajo y Margen Izquierda del Porma esperan pronto la fecha para reunirse con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, que les prometió el subdelegado del Gobierno en León tras la gran manifestación del 19 de septiembre. En ella, quieren trasladarle que “no van a permitir” que el próximo año pueda volver a haber desembalses desde León hacia Portugal para producir energía eléctrica desde pantanos “que son de riego” y en los que se ha dejado parte del agua que tenían asignada los regantes para esta campaña pensando en la siguiente. Para Jorge Álvarez, presidente de la CR de Los Payuelos, no habrá una segunda vez, “no lo vamos a permitir, este año nos pillaron con el pie cambiado, pero desde ahora ni una gota va a salir para que vaya del Esla al Duero y de ahí a la producción de energía en Los Arribes del Duero”.

A la reunión con Hugo Morán, los regantes esperan estar acompañados por el presidente de la Dipiutación de León, Eduaro Morán (PSOE) con cuyo apoyo han contado desde el inicio. De hecho, el último pleno de la Diputación ha aprobado una 'Declaración institucional en favor de los regantes de León' en la que se califica de “incongruente”  que los agricultores estén demandando más y mejores infraestructuras para hacer frente a las campañas de riego y “se estén invirtiendo grandes cantidades de fondos públicos y privados para lograr unos regadíos más eficientes, mientras el ahorro de agua obtenido vaya a salir fuera de nuestras fronteras”.

Esa declaración también asegura que “Portugal, en la actual situación de los recursos del agua, no puede cargar sobre la buena gestión y el ahorro obtenido por nuestros regantes el coste necesario para salvar un problema energético que es responsabilidad del gobierno luso” y concluye que la Diputación de León apoya “ a los regantes leoneses en sus demandas para revisar el Convenio de la Albufeira y que se adapte a las nuevas condiciones que afectan a la disponibilidad del agua embalsada”.

Sección: 

Provincias: