El campo salmantino no están teniendo su mejor campaña. Plagas en los cereales en primavera, mala climatología, baja demanda y competencia internacional son algunos de sus peores males.  El presidente de Asaja Salamanca, Luis Ángel Cabezas, hace balance del año agrícola y diferencia entre la situación de unos sectores agrarios y ganaderos y otros. Explica que algunos viven una situación de normalidad, mientras otros sufren campaña a campaña resultados negativos.

“Ahora mismo no hay sectores de bonanza”  señala el presidente de Asaja.  “El mayoritario es el de cereales de secano, que vive una situación difícil este año”. Los problemas radican en las plagas: topillos, hongos o malas hierbas; en la climatología, los precios bajos y en la poca producción.  “Es una situación pésima para el secano” afirma Luis Ángel Cabezas.

“Uno de los problemas que esta OPA tiene encima de la mesa es la sección de la patata”. La forma de comercialización y estructura de este sector fluctúa cada año y después de dos buenas temporadas, "la presente no tiene buenas expectativas. Si bien la producción es buena, los precios son nefastos, no hay demanda. “La situación de Francia y Holanda nos influye negativamente” comentaba. Estos países  están teniendo buenas perspectivas y "desgraciadamente, el sector primario español se ve afectado". “Estamos tanteando medidas para futuras campañas” y señala que sería necesario realizar un arranque escalonado, no masivo. “Desde la organización recomendamos que se establezcan contratos por industria”. Con ayuda de la Consejería se diseñan contratos tipos para vender las patatas desde el momento de la siembra, "de manera que el agricultor no asuma todas las pérdidas de una mala campaña".

Con el sector agrario envuelto en dificultades, una buena noticia. "La Administración regional nos permitió hacer un volteo en profundidad contra las plagas e topillos” en la comarca de Peñaranda, que ha supuesto un grave problema para los agricultores.

Los cereales, uno de los sectores más importantes de la provincia, es una de las grandes preocupaciones para los profesionales. Los precios de campaña vienen marcados por el comercio internacional y no por la Lonja salmantina, por lo que la situación nacional no se ve favorecida.  “Hay una producción muy baja de cereales por hectárea y los precios a nivel global se encuentran en continuo descenso”.

Para el ganadero, el presidente de Asaja destaca como uno de los granes problemas  el lobo. “La Consejería afirma que el lobo tiene que convivir con el ganado, es como juntar agua y aceite” explica Cabezas. El lobo "debe estar cautelosamente controlado para no ocasionar pérdidas masivas en la ganadería. Esta especie está en expansión y aparece en zonas donde nunca antes se había visto. Los ataques al ganado llegan a ocasionar la bancarrota de los ganaderos, que no se ven respaldados por la administración".

Luis Ángel Cabezas reconoce que ni la agricultura ni la ganadería viven su mejor momento. "Yo también soy ganadero, uno más y sufro las penurias del sector primario y del medio rural". 

www.salamancartvaldia.es

Sección: 

Provincias: