Agronews Castilla y León

Es una pregunta que cada vez se escucha más en el mundo de la agricultura. Durante los últimos años, este tipo de cultivo ha alcanzado una fama bastante extensa y son varios los inversores y los agricultores que se plantean si incluir la almendra entre sus cultivos, o incluso hacerlos su cultivo y actividad principal debido a la alta rentabilidad que pueden llegar a ofrecernos.

A pesar de este último detalle, que es el más atractivo evidentemente para que tantas personas se lo planteen, el cultivo del almendro tiene varias peculiaridades de las que hay que hacerse cargo obligatoriamente para sacar un buen partido de la plantación y hacerlo de la forma más sostenible posible. Hoy, vamos a hablar del cultivo del almendro, y del papel que juegan empresas de gestores profesionales como Suez Agriculture en todo esto.

 

EL CULTIVO DEL ALMENDRO

Con respecto al cultivo del almendro sucede como en cualquier otro tipo de cultivo, hay que tener en cuenta varias etapas en el desarrollo de la temporada y es importante prestar la misma atención y los cuidados adecuados a cada una para poder sacar el máximo rendimiento. Es importante separar:

  • Cultivo. Para el cultivo del almendro, las condiciones del suelo deben ser óptimas, así como las del clima. Una vez que conseguimos un entorno positivo para el cultivo, es crucial planificar y organizar la siembra, ya que hay unas épocas determinadas donde es ideal sembrar para la obtención futura de un producto de calidad y en abundante cantidad.
  • Regadío. En este caso, el regadío del almendro es el factor prácticamente más determinante, y es por eso que hay que dedicar el tiempo suficiente a planificar un sistema de regadío ajustado a cada plantación (ya que hay que saber cómo pero también cuándo regar), para conseguir la máxima eficiencia y sostenibilidad posible. Por ejemplo un detalle que se ha observado hace relativamente poco tiempo, es que resulta muy positivo regar el suelo incluso después de la recolecta, para preparar el suelo ante la siguiente temporada.
  • Poda. La poda de los almendros aumenta tanto la calidad como la cantidad del producto a la hora de la recolecta. Lo que hay que tener en cuenta aquí es el cómo, y el cuándo hacerlo, lo cual dependerá en gran medida del tipo de almendro, y del desarrollo que haya tenido el árbol en función de sus condiciones
  • Recogida. Esto dependerá de la visión de los profesionales llegado el momento, ya que aunque haya una época general, el punto exacto debe ser considerado según cada caso particular.

 

¿QUÉ APORTA UNA GESTORÍA COMO SUEZ AGRICULTURE?

Suez Agriculture es una gestoría profesional cuyo objetivo empresarial es conseguir la excelencia de los cultivos de sus clientes, a través de varias vías:

  • Optimización. Parte del máximo aprovechamiento de todos los recursos. La eficiencia se persigue continuamente, adaptando los recursos a cada actividad de manera analítica. Gracias a estos análisis, se proponen varias alternativas que buscan maximizar la producción de almendra y los beneficios, a la vez que se reducen los costes.
  • Sostenibilidad. No solo buscando un beneficio económico en perjuicio de los recursos naturales, sino todo lo contrario, estableciendo las medidas necesarias para conservar el espacio y los recursos naturales.
  • Competitividad. Sin duda, tanto las medidas que se toman tras un análisis para la productividad y los beneficios, como aquellas orientadas a preservar la sostenibilidad del cultivo, hacen que la plantación acabe siendo muy competitiva ya que se está optimizando su funcionamiento prácticamente de todas sus problemáticas.

Los cultivos de almendro están en pleno auge, y está claro que son una opción considerable para aquellos que quieren invertir su dinero en agricultura, a la vez que suponen un quebradero de cabeza a los que piensan cómo aumentar la rentabilidad del almendro. Sea como sea, contar con una gestoría profesional como la que hemos mencionado, supone una ayuda muy grande que puede llegar a ser determinante en el mercado.

Sección: