Agronews Castilla y León

 

  • El presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Pedro Ruiz Aragoneses, ha trasladado a la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, la inquietud de la industria alimentaria y la necesidad de explorar soluciones a este “grave problema”, que puede llevar a algunas industrias a verse sin seguro y perder, en consecuencia, algunas certificaciones de calidad

El presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, Pedro Ruiz Aragoneses, ha propuesto la creación de una mesa de negociación en la que esté presente la Administración, las aseguradoras y la industria alimentaria para buscar soluciones ante el “grave problema del endurecimiento de las condiciones de renovación de las pólizas industriales”.

 

El presidente de Vitartis, haciéndose eco de la alarma de numerosos socios, ha trasladado la “preocupación” del sector a la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, durante una reunión mantenida a petición de la Asociación ante una situación tan “delicada”, que en “algunos casos ha supuesto limitaciones en la cobertura o, incluso, la negativa de la compañía aseguradora a renovar la prima a la empresa agroalimentaria”.

Se trata de “un problema muy grave para el sector”, ha señalado Pedro Ruiz, por lo que Vitartis ha invitado a la Administración a explorar alternativas de apoyo.

Articular las herramientas necesarias

El presidente de Vitartis ha recordado que el sector lleva ya dos años, al menos, afrontando el encarecimiento de las pólizas, si bien “la situación actual es extrema por cuanto no se trata únicamente de un nuevo incremento de las primas, sino del importante endurecimiento de las exigencias —como la realización de mejoras para reducir riesgos, que requieren grandes inversiones—, la limitación de indemnizaciones o el establecimiento de franquicias muy elevadas”. E insistió en recordar que, en algunos casos, las industrias reciben una negativa por parte de las aseguradoras a renovar las pólizas.

Todo ello “conduce al grave riesgo de que algunas empresas agroalimentarias no puedan finalmente asegurar sus instalaciones, o parte de ellas, con el gran peligro que ello supone, además de verse abocadas a perder certificaciones de calidad, que exigen tener estos seguros y que a su vez son requeridas a las empresas agroalimentarias por sus clientes”.

Por su parte, la delegada del Gobierno se ha comprometido a trasladar la situación a la Dirección General de Seguros para que puedan comunicarse con las aseguradoras y estudiar posibles soluciones. Además, Barcones mostró su disposición a participar en la mesa de diálogo, si se considera una buena opción.

Tags: