Agronews Castilla y León

 

  • La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León reúne, en colaboración con Cajamar, a 30 empresas burgalesas en la Universidad Isabel I para analizar las últimas tendencias y modelos de innovación en el sector agroalimentario.

“Vitartis es un buen instrumento para que las industrias asociadas puedan desarrollar su propia estrategia de innovación, especialmente en el caso de las pymes”, ha asegurado Álvaro Bordas, vicepresidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, en la apertura del encuentro empresarial sobre las tendencias y modelos de innovación en el sector agroalimentario organizado por Vitartis en colaboración con Cajamar, que ha tenido lugar en la Universidad Isabel I y en el que han participado 30 empresarios de la  provincia de Burgos.

“Con este propósito —añadió— facilitamos y promovemos la cooperación entre socios, porque tenemos muy claro que la innovación debe ser abierta y colaborativa”.

Álvaro Bordas, que es miembro de la Junta Directiva de Vitartis en representación de Calidad Pascual, afirmó que la innovación en el sector agroalimentario es un “elemento fundamental para el desarrollo de una Comunidad en la que este sector es especialmente importante no solo por su facturación o por el empleo que genera, sino como pilar del desarrollo socioeconómico en el medio rural de Castilla y León”.

“En Vitartis, además, entendemos que esta cultura de la innovación colaborativa debe implicar a todos los eslabones de la cadena de valor agroalimentaria, para responder más y mejor a las necesidades y demandas de los consumidores y para generar una mayor confianza ante la sociedad”, concluyó.

Por su parte, el director territorial de Cajamar, Raúl Ortega, destacó el apoyo al sector agroalimentario que presta la entidad, “con el objetivo de contribuir a la especialización y profesionalización de todos los eslabones de la cadena de valor, favoreciendo la innovación, la competitividad y la presencia exterior de las empresas para ampliar mercados y diversificar los riesgos”.

Añadir valor

El director de Estudios Agroalimentarios de Cajamar, David Uclés, expuso las tendencias de la innovación en el sector y mostró ejemplos sobre cómo ha sido su implantación en distintas empresas de Europa, tanto desde el ámbito de la gobernanza y la organización social como en la elaboración del producto y los procesos. “Para innovar, las empresas deben ser capaces de hacerse preguntas pertinentes y obtener respuestas que añadan valor a sus productos y servicios”, agregó.

Alberto Gómez Barahona, rector de la Universidad Isabel I, tras destacar la relevancia de la industria agroalimentaria de Burgos y de Castilla y León en la sesión de apertura, subrayó la importancia que tiene la innovación en los albores del siglo XXI. “Esta universidad tiene en su ADN la innovación, la digitalización, la disrupción, la investigación en áreas de futuro y la transferencia del conocimiento en un mundo global”, dijo Gómez Barahona, que manifestó la importancia que tienen “este tipo de encuentros y colaboraciones empresariales de intercambio de experiencias y opiniones”.

La jornada finalizó con una mesa redonda moderada por el director de RTVCYL en Burgos, Israel Pascual, sobre modelos de innovación en el sector, en la que participaron el director general de Campofío Frescos, Javier Dueñas; el responsable del Centro de I+D de Angulas Aguinaga, José Luis Hurtado; la responsable de Comunicación de Gambastar, Beatriz Aguado; y el director de Innovación Disruptiva de Calidad Pascual, Álvaro Bernard. 

Provincias: