Agronews Castilla y León
  • La organización WWF da una serie de consejos para aquellos que no estén familiarizados con estos animales y vayan a pasar unos días de vacaciones a la montaña o al campo.

Los mastines se han convertido en una raza esencial para el sector primario. Son cada vez más los proyectos que ponen en marcha las habilidades de estos perros para ayudar en las tareas de ganado o, incluso, reducir el número de lobadas en el campo. De hecho desde Agronews conocimos hace unos meses la historia de un ganadero zamorano que a través de esta técnica notaba una disminución de los ataques en su cabaña. 

 

Desde la organización WWF han aprovechado la época estival para dar una serie de consejos sobre el trato con el mastín. La organización destaca que “es un perro de guarda y defensa de ganado, que por su tamaño y comportamiento es, desde tiempos ancestrales, el mejor aliado del pastor en la protección del rebaño contra el lobo”. 

 

Aún así, en el caso de que una persona se percate de su presencia -y no esté familiarizada con ello- WWF da esta pauta de actuación.

 

Ten en cuenta:

 

  • Los mastines establecen un “perímetro de seguridad” contra depredadores y ladrones alrededor de su rebaño, que defenderán acercándose ladrando si te acercas más de la cuenta.

  • Con frecuencia se encuentran solos custodiando el ganado, especialmente en puertos de montaña. Esta es su función elemental. Además, conviven estrechamente con el ganado desde cachorros para verse como uno más. Aunque no veas al rebaño cerca, no están abandonados, ¡no te los lleves!

  • Muchos utilizan “carrancas”, unos collares con púas hacia afuera que disuaden al lobo en caso de un enfrentamiento entre ambos. No son collares de castigo, son legales y no suponen un maltrato animal.

Qué hacer:
  • Si se te acercan ladrando, mantén la tranquilidad. Intentan ahuyentarte más que atacarte y si corres, gritas o haces movimientos bruscos se pondrán más nerviosos.

  • Aléjate con calma dando un rodeo. Si es posible, continúa por otro camino.

  • Si vas con tu perro, llévalo atado. Los mastines podrían pensar que se trata de un depredador y atacarle.

  • Si vas en bici, bájate y  continúa a pie. Pueden interpretar tu tamaño y velocidad como una amenaza.

  • No te acerques a ellos ni al ganado. Llevarte una foto de recuerdo o darles de comer te puede costar un buen susto.

​Puedes consultar toda la información en el siguiente enlace.

Sección: