Agronews Castilla y León

El acuerdo que CCOO y UGT han alcanzado con Cinco Villas es un paso adelante en la regularización de los falsos autónomos, pero insuficiente. Todavía siguen en esta situación el centenar de personas asociadas a Servicarne que operan en las instalaciones de Ejea de los Caballeros, pese a que el Ministerio de Trabajo le ha quitado la licencia. Sí mejorarán considerablemente sus condiciones laborales los quinientos falsos cooperativistas de Auga y Copergo. A partir de este momento tendrán un contrato indefinido, se incorporarán al régimen general de la Seguridad Social y disfrutarán de los derechos que recoge el convenio cárnico.

Lamentablemente, el Grupo Vall Companys todavía apuesta por un modelo basado en las falsas cooperativas y en los falsos autónomos. Produce carne manchada de fraude y de precariedad en Avidel (Lleida), Frimancha (Ciudad Real), Frivall (Cuenca) y Patel (Barcelona). Estas empresas del grupo catalán todavía son un nido de explotación laboral, ya que en sus instalaciones trabajan cerca de un millar de personas sin derechos (más de quinientas de Servicarne), a las que no se les aplica el convenio colectivo sectorial. CCOO llama a la empresa alimentaria a acabar de una vez por todas con el fraude. Si no avanza en la laboralización de los falsos autónomos, el sindicato pondrá en marcha una nueva oleada de medidas de presión, hasta conseguir justicia social, con carne limpia de explotación.

Muchas piedras en el camino

Afortunadamente, la mayoría de las empresas del sector cárnico van regularizando esta situación. Embutidos Rodríguez lo hizo la semana pasada al comprometerse a incorporar a su plantilla a cuatrocientos falsos autónomos. No ha sido nada fácil. El insuficiente acuerdo de Cárnicas Cinco Villas se arrancó a la empresa tras mucha acción sindical, muchas denuncias y una huelga que CCOO convocó en solitario. Tuvo que hacer frente a las adversidades y a los obstáculos que la empresa, y el otro sindicato con representación en el centro productivo, le pusieron por el camino. UGT firmó un acuerdo con la contrata Polmark, que opera en la planta de Ejea de los Caballeros, por debajo de las condiciones del convenio cárnico, que anuló la Inspección de Trabajo tras la denuncia de CCOO. También anuló el pseudoacuerdo que el otro sindicato firmó con Cinco Villas para blanquear el fraude de las falsas cooperativas. La autoridad laboral entendió que no se ajustaba a derecho y que perjudicaba los intereses de los falsos cooperativistas.

Tags: