Agronews Castilla y León

El sindicato USO ha trasladado a Luis Rey, presidente de la Diputación de Soria, su inquietud respecto al anuncio de la posible instalación de una granja de porcino de más de 4300 cabezas en el término de Cidones, por las repercusiones que esta aspiración puede tener en los órdenes ecológicos, ambientales y económicos en todo el ámbito provincial de nuestra castigada provincia de Soria.

Para la USO es hora de que partidos, instituciones y agentes sociales de todo orden fijen posición sobre una propuesta que, por su caprichoso emplazamiento, es el paradigma del sin sentido, por ser una evidente amenaza a la tibia expectativa de futuro que puede tener Soria en alternativas al agrícola ganadero, sector que parece condenado a un futuro de macro explotaciones y latifundios, creadores de escaso empleo, de ínfima calidad en muchos casos y que fija poca o nula población en nuestro ámbito rural, contribuyendo más a despoblar que a incrementar la población y las opciones de futuro de nuestra provincia de Soria.

USO entiende que Soria debe hacer una planteamiento integral sobre su modelo de desarrollo que vaya más allá de las puntuales iniciativas privadas que mitigan la nula capacidad que están demostrando todas las administraciones públicas para primero frenar y después sentar las bases de un mínimo mallado productivo que pueda asegurar una mínima esperanza para todos los sorianos, que hoy por hoy ven el riesgo, en un par de generaciones, de la desaparición física y política de su provincia.

Dentro de estas alternativas, que no deben oponerse unas a otras,  debe tener un peso específico la defensa racional de nuestro medio natural, entendiendo que por su propia naturaleza la pretensión de instalar una importante granja porcina es incompatible con el entorno del pantano de la cuerda del pozo y con su potencial como parte importante de la oferta turística y ambiental de Soria. 

El sindicato ha trasladado a Luis Rey que, de hacerse real está amenaza, quienes visiten ese entorno se llevaran el triste recuerdo de que en Soria olía mal. Algo que sin duda no invitará a quedarse y mucho menos, a volver a uno de los enclaves de mayor potencial turístico, ambiental y recreativo de toda la provincia de Soria.

La Diputación de Soria debe ser el foro para analizar e incluso para mediar y evitar una amenaza que pese a trascender de ella parece que se pretende circunscribir al mero ámbito de un trámite administrativo. Lo mismo podía ocurrir en caso de que a alguien se le ocurriera proponer sus terrenos para la instalación de un cementerio nuclear, por ejemplo.

USO ha señalado que Soria debe prestar atención a las aportaciones que trasladaron ayer mismo a una comisión de la cámara alta responsables del Head of Policy Highlands and Islands Enterprise, agencia de desarrollo escocesa que lleva más de 50 años analizando las causas, proponiendo soluciones y desarrollando distintos programas que están sacando del subdesarrollo económico y demográfico la zona de Tierras Altas e Islas de Escocia.

Para el sindicato, de este modelo de solución escocesa debemos beber en Soria, no recurriendo al recurso fácil de mitigar la ausencia de políticas públicas con iniciativas privadas disparatadas, que vienen a ser muy buenas oportunidades de negocio para unos pocos, pero que hipotecan gravemente las opciones presentes y futuras de otras alternativas de desarrollo y futuro para todos los sorianos.

Por todo ello anima a un debate sobre el modelo de desarrollo que queremos para Soria. USO considera que partidos, instituciones públicas y agentes sociales dejan de lado la defensa y promoción en Soria de políticas de desarrollo que combinen las dosis suficientes, estacionales y continuadas, de los sectores primario, industrial, comercial, I+D+I, turístico y de servicios. USO considera imprescindible la promoción e implicación pública en la promoción de sectores con valor añadido, que en Soria, salvo alguna localidad puntual es actualmente inexistente.

USO entiende que en el seno de las distintas comisiones provinciales deben ponderarse la directa y negativa incidencia que esta iniciativa tiene respecto a los valores ambientales y de calidad turística y paisajística que hoy por hoy son el mejor reclamo de la provincia de Soria. Algo que chirría con la pretensión de proyectos sobre Biosfera, CO2 Cero o alternativas de nieve y turismo activo en las que dice estar trabajando la Diputación de Soria.

La despoblación se ha erigido en la excusa perfecta para el todo vale a cambio dos o tres empleos. USO advierte que la despoblación no puede ser la excusa para terminar de condenar a Soria, convirtiendo esta provincia en un gran rancho, en una reserva donde ni los sorianos podremos ejercer de indios.

El sindicato hace ademas un llamamiento para que los propios sorianos no seamos los verdugos que liquidemos de manera plenamente consciente nuestras opciones de futuro, entendiendo que la Diputación de Soria en su conjunto y particularmente diversos próceres con implicaciones en el tema pueden reconducir la pretensión inicial de estos promotores, evitando la instalación de su actividad en zona tan sensible, buscando un emplazamiento que no suponga riesgos para nadie y que no hipoteque, en su propio beneficio, el futuro de muchos.

Constatar que están en estudio 13 nuevas granjas, con más de 50.000 cabezas y que la cabaña porcina soriana sume hoy 446.656 cabezas, añadiendo desde el año 2000 129.635 nuevos animales y contrastando la pérdida de población que sufre Soria en términos censales absolutos, restando 2.008 habitantes en ese periodo, da una idea de las falsarias afirmaciones de la consejera Milagros Marcos, que pidió no demonizar al sector porcino, afirmando que "donde se instalan estas explotaciones la población crece un 90%"

Escuchadas sus estrambóticas declaraciones USO urge a la consejera Milagros Marcos a revisar las cifras, recordando la sangría poblacional que sufre Soria y que solo sirve de momento para incrementar el ratio porcino por habitante, que ya puede ser de los más altos del país. A cada soriano le tocan pues más de cinco cerdos a cada uno.

Oídas tambien las declaraciones del consejero de medio ambiente de la JCyL, Suarez Quiñones, el sindicato lamenta la escasa sensibilidad social que demuestra el hecho de circunscribir este debate al ámbito exclusivamente técnico.

USO recuerda que el voluntarismo del consejero choca cuando pretende hacer compatibles actividades que en la ubicación propuesta son manifiestamente incompatibles, entendiendo que debe invitarse a Suarez Quiñones a visitar el emplazamiento y a valorar "in situ" el menoscabo evidente de los valores medio ambientales que su propia consejería tiene la obligación de preservar.

El sindicato denuncia una visión cortoplacista y caciquil en torno a la promoción de una industria que acompaña poco empleo y de bajísima calidad y que no sirve sino a la optimización de los beneficios de las multinacionales y en todo caso del incremento de la producción local de pienso.

Frente al "pienso" USO reclama el "existo", entendiendo que estas industrias, por si solas, condenan en el medio plazo a Soria a ser una provincia que no precisará de más de 40.000 personas para el mantenimiento de toda su capacidad administrativa, industrial y productiva.

El sindicato desea instar a Junta y Diputación a promocionar junto a estas instalaciones intensivas industrias de la transformación que pongan valor añadido y contribuyan a mitigar el desmantelamiento industrial que padece Soria. USO considera un mal síntoma que el recurso a la generación de empleo se limite a ser excusa para los sucesivos trágalas que van a terminar por condenar a Soria a ser un foco exclusivo de explotación agropecuaria.

USO recuerda que la carta europea de la Ordenación del Territorio, nacida en 1983 en el seno del Consejo de Europa establece que esta ordenación es la expresión espacial de la política económica, social, cultural y ecológica de toda la sociedad, motivo por el cual ha solicitado de Luis Rey que valore por parte de su Presidencia auspiciar la convocatoria de las Comisiones Provinciales de desarrollo económico y turístico, de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Montes y de Planes Provinciales, Obras Públicas y Ordenación del Territorio, considerando de enorme interés los posicionamientos personales y políticos de algunos de los componentes de estas comisiones, que pueden convertirse en jueces y parte de este necesario debate público sobre el modelo de desarrollo que, desde la USO, proponemos para Soria.

 

Sección: 

Provincias: