Agronews Castilla y León

La Asamblea General de la ONU, en su Resolución  47/90 proclamó el primer sábado de julio como Día internacional de las Cooperativas, celebrándose así desde el año 1995.

Como empresas centradas en la persona y como actores clave del desarrollo, las cooperativas tienen un papel esencial en la creación de puestos de trabajo dignos, y en el empoderamiento social y económico de diferentes sectores, entre los que se encuentra el agropecuario, dando  prioridad al desarrollo humano y a la justicia social en el lugar de trabajo, lo cual les permite tener un crecimiento inclusivo y sostenible en el que nadie se queda rezagado. Todo ello ha motivado que este año el lema elegido para el día internacional sea: COOPS X UN TRABAJO DIGNO.

Desde Urcacyl en este día de celebración, se quieren reseñar además cuatro importantes beneficios que ofrecen las cooperativas agroalimentarias para el conjunto de los consumidores:

   1.- Seguridad y confianza Los técnicos de campo, veterinarios y agrónomos de las cooperativas controlan y velan por la sanidad vegetal y por el bienestar animal, y hacen un seguimiento directo de los procesos productivos (semillas, fitosanitarios, fertilizantes, alimentación, manejo, sanidad…), de transformación y de comercialización de los alimentos que producen sus socios; por ello los productos de las cooperativas poseen unas condiciones inmejorables para garantizar la trazabilidad, ofreciendo alimentos seguros desde el campo a la mesa.

     2.- Calidad de los productos. Siguiendo las consignas de los servicios profesionales de la cooperativa, sus agricultores y ganaderos, emplean métodos de producción sostenibles que garantizan la máxima calidad de sus productos. Esto se consigue yendo un paso más allá del cumplimiento de los requisitos legales, y aplicando tres principios básicos: seguridad alimentaria, alimentación saludable e información transparente.  Además las cooperativas impulsan, promueven y se acogen al paraguas de las Denominaciones de Origen y de las figuras de calidad, estando presentes en sus Consejos Reguladores.

     3.- Mercados más transparentes e innovadores: las cooperativas reducen los intermediarios que intervienen en la cadena alimentaria y se alcanza una mayor eficiencia y transparencia en los mercados, permitiendo ofrecer alimentos seguros a precios más asequibles para los consumidores. En su afán por atender las nuevas demandas de los consumidores, investigan y desarrollan productos novedosos vinculados a las nuevas tendencias y hábitos de compra y lo hacen colaborando con centros tecnológicos y administraciones.

     4. Productos cercanos que contribuyen a la pervivencia del medio rural. La sociedad cada vez es más consciente del impacto y coste que tiene consumir productos elaborados en muchos casos a miles de kilómetros de distancia. Nuestras cooperativas ofrecen productos locales y con garantía de origen, reduciéndose  las emisiones de CO2 en el transporte de mercancías. Además consumiendo productos de las cooperativas, empresas desde siempre socialmente responsables, el consumidor contribuye a que el valor añadido que se genera vaya directamente a las personas que viven y trabajan en el medio rural y por el medio rural.

Sección: