Agronews Castilla y León

UPA-ZAMORA denuncia las decisiones que están empezando a adoptar distintos consistorios municipales en la provincia limitando la actividad ganadera en relación a la gestión de purines y estiércoles.

Esta organización denunció días atrás la actuación del Ayuntamiento de Tábara imponiendo una tasa municipal de 20 euros por kilómetro a los ganaderos de la localidad cada vez que transporten purín o estiércol desde las naves hasta las parcelas. Ahora, otros municipios zamoranos como Villamayor, Prado o Castroverde se han sumado a esta política de `persecución´  contra los ganaderos con normativas restrictivas a nivel local, que tienen como principal objetivo expulsar a los productores de su actividad cotidiana.

UPA ZAMORA reclama a la Junta de Castilla y León que se posicione claramente sobre estas actuaciones municipales, puesto que no solamente podrían entrar en contradicción competencial con las normativas medioambientales que pertenecen al gobierno autonómico, sino que resultan directamente ofensivas contra la actividad económica, en este caso de los ganaderos.

Exigen un pronunciamiento público del Gobierno autonómico en defensa de las explotaciones familiares ganaderas, y reclamamos que se deroguen cuantas actuaciones municipales restrictivas se están llevando a efecto que en algunos casos buscan como objetivo en recaudar fondos a costas de las maltrechas economías de los ganaderos, y en todos los casos restringir sus actuaciones hasta acabar con la actividad profesional de las explotaciones familiares agrarias.  

UPA anuncia actuaciones legales en caso de que no se rectifique, y en todo caso  apoyaremos a los ganaderos afectados presentando cuantas alegaciones sean necesarias con el fin de acabar con decisiones tan sectarias, y que en algunos casos pueden responder a intereses puntuales de las corporaciones municipales o incluso a intereses personales.

Provincias: