Agronews Castilla y León

Dos de las principales organizaciones agrarias españolas, ASAJA y UPA, han exigido en sendos comunicados la dimisión o el cese del ministro de Consumo, Alberto Garzón, por asegurar en una entrevista en el periódico The Guardian que España exporta carne de mala calidad de animales maltratados.

ASAJA lamenta que sea otro capítulo más de la actitud de sectarismo del ministro y no comprende  cómo desde la Presidencia del Gobierno se puede mantener un ministerio que está continuamente atacando a un importante sector como es el agroganadero, y por lo tanto a los intereses de España.

Garzón volvió a defender la reducción del consumo de carne, como ya hizo el verano pasado en diversos foros, y señaló al diario británico que las críticas le vinieron de parte de los hombres, “Sentían que su masculinidad se vería afectada por no poder comer un trozo de carne o hacer un asado”, ironizó.

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores, UPA, que ya se dirigió por carta a Alberto Garzón cuando inició su cruzada anti-ganadería, ha vuelto a transmitir públicamente una exigencia de “rectificación o dimisión” por unas palabras “basadas en falsedades, torpes, miopes y que pueden tener nefastos efectos en las exportaciones españolas de productos cárnicos”.

Invitación a conocer la realidad del sector

Tras los asiduos ataques del ministro Garzón a la ganadería española, desde UPA han pasado a la acción y le han invitado a visitar distintas tipologías de granjas para que compruebe cómo trabajan los ganaderos y ganaderas españoles. Unos profesionales que están muy molestos por las palabras de un ministro que, a su juicio, debería tener “tareas mucho más urgentes e importantes que atacar a los productores: empezando por la descarriada inflación, los desequilibrios en la cadena agroalimentaria y la necesidad de un etiquetado transparente que reconozca el origen de los alimentos, por citar solo tres”.

Desde UPA han exigido al Ministerio de Agricultura que alce su voz en el Consejo de Ministros y se ponga a la vanguardia de la defensa del sector primario, que en España es diverso, moderno y sostenible, pero que afronta “enormes retos” y necesita el apoyo de todo el Gobierno, incluido el del Ministerio de Consumo.

Tags: