Agronews Castilla y León

 

  • Las organizaciones agrarias denuncian la situación de injusticia que viven los productores extremeños, quienes ven cómo las industrias ganan cada año más dinero mientras a ellos les mantienen unos precios congelados

Las organizaciones agrarias con mayor representación del campo extremeño, Apag Extremadura Asaja y UPA-UCE Extremadura, hicieron ayer, 27 de enero, un llamamiento al sector productor de tomate para que no acepten precios ruinosos en esta campaña.

En la reunión mantenida esta mañana con las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) y Cooperativas Agroalimentarias del Tomate, ambas organizaciones agrarias han coincidido con las cooperativas extremeñas en que se tiene que producir una subida real del 25% del precio del tomate para el agricultor, ya que el sector arrastra cuatro años de precios congelados.

“En lugar de aceptar los precios ruinosos que están ofreciendo las industrias, es preferible que los agricultores reduzcan la contratación y dediquen esa superficie a otros cultivos alternativos. Así se evitarían unas pérdidas que, de esta manera, están aseguradas”, señalan desde UPA-UCE y Apag Extremadura Asaja.

Las organizaciones agrarias denuncian la situación de injusticia que viven los productores de tomate, quienes ven cómo las industrias ganan cada año más dinero mientras a ellos les mantienen unos precios congelados que les generan graves pérdidas como las de esta campaña.

“Apelamos a la unidad de todo el sector productor de tomate extremeño para que no acepten precios por debajo de costes”, reclaman.

Tanto Apag Extremadura Asaja como UPA-UCE no descartan llevar a cabo movilizaciones si las industrias no ceden ante este planteamiento. “Lucharemos para que los agricultores puedan continuar con sus explotaciones con unas condiciones dignas”, destacan.

Sección: