Agronews Castilla y León

 

  • A la fuerte sequía que sufre la cuenca del Guadiana, especialmente en la zona de Vegas Altas, se suma ahora la del Tajo con un panorama que “empieza a ser preocupante” para los regantes que dependen de ella

UPA-UCE Extremadura reclama a la consejería de Agricultura de la Junta que convoque de manera urgente la mesa de la sequía tras una reunión mantenida hoy entre las organizaciones agrarias representativas, agrupaciones y cooperativas Agroalimentarias de Extremadura.

Desde esta organización agraria mantienen que a la fuerte sequía que sufre la cuenca del Guadiana, especialmente en las Vegas Altas, se suma ahora la del Tajo con un panorama que “empieza a ser preocupante” para los regantes que dependen de ella.

UPA-UCE recuerda que en la zona de Vegas Altas se concentran 60.000 hectáreas de regadío y más de 6.000 agricultores que con sus  explotaciones generan riqueza y trabajo en el territorio.

La sequía que vivimos en Extremadura está poniendo en serio peligro la campaña de regadío, un ejercicio que de no poder llevarse a cabo con normalidad traería consecuencias catastróficas para el conjunto de la región. “Las previsiones meteorológicas no son nada halagüeñas y la falta de agua para el riego supone poner en jaque la economía y el empleo de muchos pueblos extremeños que dependen del regadío”, señalan desde UPA-UCE.

Situación del tomate

En dicho encuentro, las organizaciones agrarias junto a cooperativas también han abordado la situación que atraviesa el sector del tomate en la región, uno de los cultivos estrella para nuestros regadíos y que ha tenido que afrontar una subida de costes del 30%.

Tras la valoración del estudio de costes del cultivo, las partes reunidas han acordado no firmar contratos por debajo de 104 euros la tonelada. “Vender por debajo de ese precio supone que el agricultor no pueda cubrir ni tan siquiera los costes de producción”, apuntan desde UPA-UCE.

Desde esta organización agraria piden que actúe la Ley de la Cadena Alimentaria para que no se permitan unos precios que no cubren los costes. “Denunciaremos ante la AICA cualquier incumplimiento que detectemos y que no garantice unos precios justos para los productores de tomate extremeños”, destacan desde UPA-UCE Extremadura.

Sección: