Agronews Castilla y León

 

  • Las infracciones por el transporte se redujeron el año pasado un 28% con respecto a 2018, lo que pone de manifiesto que el trabajo de todas las partes está dando sus frutos

Se acerca la campaña de recogida del tomate en Extremadura, que cuenta con unos 20 días de retraso con respecto al ejercicio anterior, y el sector ha abordado hoy la seguridad en el transporte del producto a las cooperativas y fábricas de la región.

Tras la reunión que han mantenido hoy, 8 de julio, con la Delegación del Gobierno en Extremadura, desde nuestra organización agraria queremos trasladar el esfuerzo que están realizando los agricultores y las cooperativas para mejorar la seguridad del transporte del tomate. “El sector acomete importantes inversiones todos los años para comprar nuevas cubas y reparar las ya existentes con el objetivo de reducir los vertidos en nuestras carreteras”, señalan desde la organización agraria.

Estas inversiones contribuyen a una reducción del número de incidencias que se registran durante la campaña. En concreto, en 2019 las infracciones relacionadas con el transporte fueron un 28% menor con respecto al ejercicio de 2018, lo que pone de manifiesto que el trabajo entre todas las partes está dando sus frutos. Además, el importe económico de dichas sanciones también se vio reducido, lo que significa que la gravedad de las mismas es mucho menor.

A pesar de los datos, desde UPA-UCE piden disculpas al conjunto de los extremeños, ya que transportar más de 2.000.000 de toneladas de tomate en poco más de dos meses que dura la campaña siempre genera problemas y molestias. “Hacemos un llamamiento a la colaboración de todas las partes que es lo que ha contribuido a dicha mejora: sector, administraciones, Guardia Civil de tráfico, y a la propia ciudadanía, para que entre todos consigamos que esta campaña de transporte se lleve a cabo con el menor número de incidencias posible”, mantienen.

Aunque inicialmente la contratación de superficie dedicada al cultivo del tomate es mayor que el año pasado, en torno a 24.000 hectáreas en 2019, la producción de las variedades más tempranas ya se ha visto reducida debido a las lluvias persistentes del mes de abril que provocaron retrasos y daños en ellas. Sin embargo, desde UPA-UCE señalan que todavía es muy pronto para evaluar el conjunto de la producción en esta campaña.

Sección: