Agronews Castilla y León

 

  • Esta organización agraria reclama a la industria y la distribución que “frenen esta sangría de precios” ya que, mientras en Italia, nuestra principal competidora, se paga el kilo a 5,89€, los olivareros españoles perciben 2,59€/Kg

UPA-UCE Extremadura denuncia la especulación existente con los precios en origen del aceite, que han bajado un 31% en el último año hasta situarse en 2,59€/Kg para el olivarero. “Ante esta situación, no descartamos convocar movilizaciones si este problema no se resuelve”, apunta el secretario general de esta organización, Ignacio Huertas.

Desde esta organización agraria mantienen que esperaban una campaña “positiva” para el sector del aceite debido a las buenas perspectivas de producción y de precio, ya que el retraso por las temperaturas y las lluvias ha reducido las existencias de la campaña anterior. “Esto permitía pensar que se darían buenos precios para la nueva producción”, sostienen desde UPA.

Sin embargo, aunque los datos de producción en España y en Extremadura son buenos, tanto a nivel europeo como mundial hablamos de una reducción importante (-7% y -8% respectivamente). Además, crecen las exportaciones (febrero 122.000 Tm) y también en el mercado interno.

“No existen razones de mercado para justificar lo que está ocurriendo con los precios del aceite en origen. Solo se puede explicar por la gran especulación, que se traduce en unos precios ruinosos para los agricultores quienes no pueden aguantar mucho más tiempo sin vender”, explica Huertas.

Desde UPA-UCE apuntan a un movimiento especulativo con los precios de mercado porque en Italia, nuestra principal competidora, se está pagando a 5,89€/Kg. Y, añaden, los precios en destino siguen al mismo nivel que hace un año.

Ante este panorama, UPA-UCE exige una actualización de precios “inmediata” así como la puesta en marcha de medidas para frenar la especulación.  Además, propone desarrollar medidas para diferenciar el aceite producido por el olivar tradicional con el objetivo de revalorizarlo y políticas que favorezcan la concentración del sector.

Esta organización agraria también apuesta por contratos tipo entre productores e industria que permitan fijar unos precios mínimos en base a los datos de costes del observatorio de precios, negociado en el seno de la Interprofesional.

UPA-UCE no descarta convocar movilizaciones si no se adoptan medidas en un corto plazo porque este problema “supone una amenaza para un sector fundamental en Extremadura y, sobre todo, al olivar tradicional, que tiene mayores costes de producción y que representa una parte estratégica de nuestra región, pues más del 80 % de nuestra superficie del olivar está englobado en esta categoría”.

Sección: