Agronews Castilla y León

La plantación de tomate se ha visto muy afectada por las lluvias torrenciales y las fuertes tormentas registradas durante los dos últimos meses en Extremadura y ha provocado que, a día de hoy, todavía quede un 35% de superficie de tomate por sembrar.

UPA - UCE Extremadura señala que las variedades tempranas no se pudieron plantar a tiempo y, por tanto, se perdió una parte importante de las plantas de tomate, generando un aumento de los costes de producción para los agricultores.

Por tanto, nos encontramos con que una gran parte de la producción de esta campaña va a ser tomate tardío. Esto supone una disminución importante de los ingresos para el agricultor, ya que estas producciones tardías presentan “un mayor riesgo” de verse afectadas por las lluvias del otoño, tienen más costes y también menores rendimientos.

“La experiencia que tenemos a lo largo del tiempo es que el tomate tardío tiene siempre unos rendimientos muy inferiores a la producción de variedades más tempranas”, señala el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

Es por esto que desde UPA-UCE Extremadura reclamamos a las industrias una subida de los precios para el tomate tardío que “compense” los menores rendimientos y riesgos que tiene. “Es necesario que se pague un precio adicional para estas producciones más tardías ya que, de lo contrario, muchos agricultores tendrán que optar por otros cultivos alternativos porque no podrán seguir asumiendo los costes de una producción normal”, mantienen.

Sección: