Agronews Castilla y León

 

  • Esta organización agraria reclama a la Junta ayudas directas con carácter de urgencia porque Extremadura es la región más afectada por la falta de agua

Miles de familias extremeñas que viven del campo no van a poder sembrar esta campaña cultivos como tomate, maíz o arroz, aseguran desde UPA - UCE. La ganadería, por su parte, afirman desde el sindicato atraviesa uno de los momentos más complicados por la falta de agua y el conflicto entre Rusia y Ucrania.

En Extremadura, la sequía se ha convertido en una “auténtica catástrofe” para miles de agricultores y ganaderos que “dan ya prácticamente por perdidas” sus cosechas o que no tienen piensos para dar de comer a sus animales.

Así lo ha expuesto hoy en rueda de prensa el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas, quien al mismo tiempo ha reclamado a la Junta de Extremadura ayudas directas “con carácter de urgencia” para que los agricultores y ganaderos extremeños puedan continuar con su actividad.

Desde UPA-UCE Extremadura destacan que muchos agricultores que dependen de la cuenca del Guadiana solo van a tener agua para sembrar un 20% de la superficie de su explotación y, en el mejor de los casos, algunos dispondrán de agua suficiente para sembrar el 40%. “Esto tiene difícil solución a estas alturas de campaña, sobre todo si tenemos en cuenta que las últimas lluvias han sido muy beneficiosas para el secano pero, sin embargo, en los terrenos de regadío no han supuesto ni un 3% de aumento de agua en los embalses de los que regamos”, ha lamentado Huertas.

Esta organización agraria estima que los cultivos de tomate, maíz y arroz generarán unas pérdidas de renta para los productores extremeños de 112 millones de euros.

En el secano, los ganaderos han tenido que alimentar a sus animales con piensos y forrajes a unos precios disparados por la guerra de Ucrania. Aunque en este caso las lluvias han sido beneficiosas, UPA-UCE calcula un sobrecoste de 68 millones de euros en el ovino, vacuno y caprino, acumulando el sector unas pérdidas totales de más de 180 millones de euros. “Desgraciadamente, estos sectores no tienen remanentes para afrontar esta situación debido a que ya atravesaban una situación muy complicada por los precios ruinosos y los disparados costes de producción de los últimos años”, señalan desde esta organización agraria.

 

Apoyo inexistente de las administraciones

Para UPA-UCE, el apoyo de las administraciones es prácticamente inexistente ya que no aborda el verdadero problema que atraviesan las explotaciones de Extremadura y de toda España debido a la sequía.

Por ello, desde esta organización agraria reclaman a la Junta de Extremadura ayudas directas “con carácter de urgencia” porque las explotaciones de la región no pueden esperar más. “Necesitamos la implicación de la Junta, no solo reivindicando ayudas al gobierno nacional, sino poniendo un presupuesto propio porque Extremadura es la comunidad autónoma más afectada por la falta de agua”, ha reclamado Huertas.  

UPA-UCE Extremadura pedirá la convocatoria del Carex para que de verdad se den respuestas a este problema que afecta a miles de familias que viven de la agricultura y la ganadería.

Tags: 

Sección: