Agronews Castilla y León

 

  • Con la presencia física del secretario general de UPA Castilla y León, Aurelio González, y el encuentro online con la presidenta de Fademur, Loreto Fernández, y mujeres rurales  de la comunidad autónoma, hemos trasladado a Luis Fuentes los retos y dificultades que afrontan en materia de emprendimiento, participación, igualdad de oportunidades en el medio rural y acceso al mercado laboral

UPA Castilla y León y Fademur, asociación de mujeres rurales ligada a nuestra organización agraria, ha mantenido hoy un encuentro con el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, para trasladarle varias cuestiones de interés.  

En este acto, al que asistido presencialmente Aurelio González, secretario general de UPA Castilla y León, y mediante videoconferencia desde las distintas provincias, además de la presidenta de Fademur Castilla y León, Loreto Fernández, han participado agricultoras y ganaderas de pequeños pueblos de Castilla y León.

Las mujeres que viven y trabajan en pueblos han reivindicado su potencial ante la recuperación económica y social que requiere esta región por la situación que desde hace meses sufrimos, motivada por la pandemia. Emprendimiento, participación, igualdad de derechos y oportunidades, titularidad  compartida y dificultades de acceso al mercado laboral, entre otras, han sido cuestiones que hemos traslado al presidente de las Cortes.

Además, UPA ha reclamado la urgente necesidad de visibilizar y valorar el trabajo silencioso e imprescindible de las mujeres rurales, que entre otras cuestiones reflejan la labor fundamental que desempeñan en el sector agrario y, en general, en la sociedad rural.

 “En el principio del despoblamiento de Castilla y León está la marcha de las mujeres del pueblo”, ha explicado Aurelio González, que ha trasladado la urgencia de que se articulen políticas de apoyo directo a las mujeres rurales.

El emprendimiento ha estado muy presente en el acto de hoy.  No en vano, las mujeres que viven en pequeños municipios acuden de forma asidua al autoempleo. Muchas veces por la falta de otras oportunidades. Iniciativas como Ruraltivity, la lanzadera de emprendedoras de Fademur, han demostrado la importancia de la colaboración público-privada para que las causas sociales tengan visibilidad y se conviertan en conquistas.

Las mujeres rurales de UPA  han vuelto a reivindicar hoy  el rechazo de la heroicidad que algunos tratan de atribuir a las mujeres que emprenden un proyecto de vida en el pueblo. “No queremos ser heroínas, queremos ser personas normales: agricultoras, ganaderas, artesanas, estudiantes, artistas, administrativas, cuidadoras… con igualdad de derechos y oportunidades”.

La organización agraria también ha sido muy reivindicativa para que las administraciones no caigan en lo fácil y acudan a los recortes de servicios sociales  que convierten a los habitantes rurales en ciudadanos de segunda.

Sección: