Agronews Castilla y León

El secretario general de UPA Castilla y León, Aurelio González, se ha reunido hoy, 16 de julio, con Raúl de la Hoz, portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Cortes, y Óscar Reguera, portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular en Cortes, para abordar algunas de las cuestiones básicas que copan la actualidad del sector agrario regional como es la Ley de Cadena Alimentaria, la PAC o la estrategia europea `De la Granja a la Mesa´.

Al respecto, UPA ha reivindicado los valores de la agricultura y la ganadería de carácter familiar como los “idóneos” para que estas tres grandes cuestiones sean defendidas por Castilla y León y por todas las administraciones al más alto nivel.

Esta organización ha entregado un documento al Grupo Parlamentario Popular en el que se recogen las repercusiones que tendrá la estrategia que hemos conocido recientemente bajo el título `De la Granja a la Mesa´ y que afectará a agricultores y ganaderos, consumidores, industria,  distribución y administraciones.

En un primer análisis, UPA asegura que la estrategia tiene “invenciones e incongruencias”, que deberán pulirse porque son muy dañinas para los intereses de Castilla y León, y por ejemplo citamos la reducción de fitosanitarios y medicamentos para ganado “sin dar alternativas a los afectados”, y la idea de fomentar menos la producción de carne.

Precisamente una de las ideas más “peregrinas” de esta estrategia y que más rechaza UPA es la intención de promover una menor producción de carne. Algo que no tiene sentido en Castilla y León y en el conjunto de España, donde la producción ganadera es una actividad sostenible e integrada en el territorio, con una enorme importancia socioeconómica y en muchos casos un alto valor ambiental. Este tema debe ser, a nuestro juicio, “desterrado de inmediato de la estrategia”, dado que además el consumo de carne no es en absoluto excesivo según las autoridades sanitarias. Nos parece una broma de mal gusto que esta iniciativa hable de reducir el consumo de carne y sustituir las proteínas por otras de origen vegetal, por productos marinos y por el consumo de insectos.

Por otro lado, entre lo positivo de esta estrategia, a juicio de UPA, está el cambio que teóricamente se conseguirá en el etiquetado de los alimentos para que sea más transparente y que acerque a consumidores y productores, algo que UPA “lleva mucho tiempo” exigiendo.

“La apuesta por la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático y contra el desperdicio alimentario es algo loable y urgente y contra lo que no cabe crítica alguna”, hemos recordado desde UPA, aunque Europa debe tener en cuenta que la sostenibilidad tiene tres ejes: el medioambiental, el económico y el social, y “no tiene sentido impulsar uno de ellos olvidando los otros”.

Tags: 

Sección: