Agronews Castilla y León

 

  • UPA está prestando servicios allí donde por las circunstancias actuales se han suspendido actuaciones administrativas. En cuanto se retome la normalidad, UPA pedirá a la Junta de Castilla y León, por enésima vez, que se reconozca con hechos y de una vez por todas a las organizaciones profesionales agrarias como entidades colaboradoras a todos los efectos 

UPA valora el esfuerzo y compromiso de los agricultores y ganaderos de Castilla y León garantizando la producción de alimentos a la sociedad. En una situación tan crítica e inesperada como la actual, una vez más los profesionales agrarios están demostrando su absoluta predisposición a seguir garantizando a la sociedad el suministro de alimentos de calidad, sanos y seguros.

En el contexto actual, UPA también desea trasladar el importante papel que a diario estamos desarrollando las organizaciones profesionales agrarias (OPAS), con un total apoyo en la prestación de servicios de asesoramiento a los agricultores y ganaderos allí donde las administraciones competentes no pueden hacerlo por las circunstancias excepcionales que estamos viviendo.

En este sentido, UPA considera necesario reconocer la labor que desempeñamos las organizaciones agrarias, demostrando que cuando hablamos de soberanía alimentaria no hablamos de una entelequia, sino de algo muy real y tangible como es que las personas podamos seguir alimentándonos, y para ello desde nuestras estructuras provinciales, regional y nacional ponemos todos nuestros recursos humanos y técnicos al servicio de la sociedad facilitando a los principales protagonistas la producción de alimentos.

En cuanto se retome la normalidad, que confían en que sea lo más pronto posible, UPA reclamará en el contexto del diálogo social a la propia Junta de Castilla y León, algo que es de justicia como ser considerados entidades colaboradoras a todos los efectos.

Recuerdan que UPA representa a las explotaciones familiares agrarias de la región, y que el volumen de actividad en la gestión de servicios a los agricultores y ganaderos en su relación con la Junta de Castilla y León es muy importante, incluso en circunstancias excepcionales como las actuales. Tramitan ayudas de la PAC, expedientes de incorporación de jóvenes al campo, modernización de explotaciones,  planes de formación, tramitación de seguros agrarios, y los más completos servicios de información, asesoramiento, y gestión diaria en las explotaciones que nos requiere la propia Administración para que revierta en beneficio de los agricultores y ganaderos.

UPA ya trasladó esta reivindicación al consejero de Agricultura meses atrás en la reunión que mantuvimos en nuestra sede regional, y queremos que las buenas palabras se transformen en hechos. El trabajo que desempeñamos las OPAS colaborando en distintos frentes de manera tan activa para agilizar en cierta medida la maquinaria tan lenta y pesada de la propia Administración regional en los servicios a los agricultores y ganaderos, choca frontalmente con el escaso reconocimiento que se nos da y con la precarización de los recursos asignados a las propias organizaciones agrarias representativas para acometer dichos fines.

Tags: 

Sección: