Agronews Castilla y León
  • La organización apela a la responsabilidad para que no se discrimine a determinados profesionales respecto a otros sectores agrícolas y ganaderos del conjunto del país, puesto que sectores claves para Castilla y León no aparecen en la Orden como beneficiarios de las ayudas directas previstas por el Gobierno central.

UPA Castilla y León hace un llamamiento a las administraciones para que apliquen medidas de apoyo urgentes a las explotaciones agrícolas con uso de pozos de sondeo (especialmente remolacha, maíz, patatas, zanahorias y resto de cultivos) ante los elevadísimos costes de riego que van a tener que asumir en la presente campaña.

La organización apela a la responsabilidad para que no se discrimine a determinados profesionales respecto a otros sectores agrícolas y ganaderos del conjunto del país, puesto que sectores claves para Castilla y León no aparecen en la Orden como beneficiarios de las ayudas directas previstas por el Gobierno central para hacer frente a las consecuencias económicas derivadas de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

El enorme incremento de costes energéticos y de insumos en el sector esta campaña, cercano al 100%, hacen urgente una actuación de las administraciones, tanto del Ministerio de Agricultura como de la Consejería de Agricultura, y UPA también considera tremendamente injusto que no se apoye a sectores que como el remolachero dependen en muchos casos de la extracción del agua a través de pozos de sondeo.

Por ejemplo, son alrededor de 2.200 cultivadores de remolacha los que actualmente producen en Castilla y León y que este año van a sufrir un sobrecoste por hectárea de entre 2.000/2.300 euros por hectárea respecto a la campaña pasada debido al elevadísimo coste de la energía, el brutal encarecimiento de los combustibles así como del resto de inputs, lo que ceen que pone en serio riesgo el mantenimiento de un cultivo clave en la fijación de población en el medio rural y en la creación de riqueza y empleo.

Por este motivo, la organización espera un compromiso firme por parte de la Junta de Castilla y León y que demuestre con hechos la apuesta decidida que dice tener con el regadío en general y con el sector remolachero en particular, calificándolo constantemente como 'estratégico para la comunidad autónoma.

UPA consideraría incomprensible que este cultivo no tuviera un respaldo por parte del Gobierno autonómico y que vuelva a ser ninguneado como lo ha sido en el Plan de Ayudas nacional conocido recientemente, a pesar de que contribuye activamente a la mitigación del cambio climático, puesto que la remolacha azucarera destaca por ser uno de los cultivos con mayor capacidad de fijación de CO2 atmosférico.

En la petición que desde UPA ha realizado recientemente a la Junta de Castilla y León de un fondo extraordinario de 50 millones de euros para ayudar a determinados sectores por la situación límite que atraviesan los agricultores y ganaderos, y consideran imprescindible que una parte de ese montante se destinara a los agricultores con explotaciones que tienen pozos de sondeo.

La organización considera que es una cuestión de justicia que la Junta de Castilla y León apoye a un sector como el remolachero, que atraviesa desde hace años una situación muy delicada desde el punto de vista económico, puesto que además de ser un cultivo tradicional y con futuro a nivel agroambiental y sostenible, la actividad propiamente dicha genera un importante soporte económico y social para muchos municipios rurales de la región.

Sección: