Agronews Castilla y León

UPA ha presentado a la Junta de Castilla y León una serie de alegaciones al Decreto elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y que aumenta en más de 10.000 kilómetros cuadrados las zonas vulnerables.

Esta organización no está de acuerdo con la ampliación de superficie de las zonas vulnerables, y que se perjudique a la actividad agraria puesto que los estudios oficiales hablan de motivos sin patrón único identificable, por lo que no se justifica que haya relación entre contaminación por nitratos y la agricultura y ganadería.

El sector profesional agrario de Castilla y León siempre ha ejercido un Código de Buenas Prácticas Agrarias porque los productores son los primeros interesados en desarrollar una actividad que no perjudique la capacidad edáfica de los suelos y por lo tanto mantener  la calidad de los mismos para mejorar la productividad de los cultivos. Una  amplísima mayoría de profesionales adopta medidas preventivas frente a cualquier tipo de contaminación de las aguas con una demostrada, racional y responsable actividad agrícola.

No comparten que se pongan trabas al sector y de ahí que las alegaciones presentadas por UPA dentro de la Alianza hagan referencia, por ejemplo, a que en las granjas ya existentes “resulta complicada y cara la ampliación del almacenamiento de estiércoles y purines, por lo que solicitamos que el plazo para adaptarse sea de 5 años, y se pongan a disposición de estos ganaderos una línea de ayudas específica para acometer estas actuaciones”.

Además, hemos reclamado que en relación a uno de los aspectos a tener en cuenta en el balance de las necesidades reales de fertilizantes de los cultivos, que es el de los aportes de nitrógeno del agua de riego, “sea la Confederación Hidrográfica, organismo encargado de realizar estos análisis, quien tenga disponibles y en libre acceso en su página web los resultados de este tipo de analíticas de todos los puntos de recogida de datos necesarios para cubrir la necesidades de este tipo de información por parte de los agricultores y ganaderos”.

UPA también ha presentado modificaciones al borrador inicial en relación a las cantidades máximas de fertilizantes nitrogenados aplicables a suelos agrícolas, y aportes máximos de nitrógeno aplicables a los suelos agrícolas en función de los cultivos. Además consideramos que el Programa de Actuación debe estar en consonancia con el Código de Buenas Prácticas aprobado por el Decreto de designación de Zonas Vulnerables, que se encuentra en borrador.

Sección: