Agronews Castilla y León

El secretario general de UPA ha apelado hoy a la unidad de todas las fuerzas políticas para resolver la grave crisis que atraviesan la agricultura y la ganadería en España. Lorenzo Ramos ha intervenido esta mañana en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica en el Congreso de los Diputados, donde ha enumerado las propuestas de su organización para la salida de la crisis en el sector primario.

Ramos ha resumido en siete los grandes retos que a su juicio debe abordar España para “salvar al medio rural y fomentar un sistema agroalimentario fuerte y sostenible”, y ha entregado a los grupos parlamentarios participantes en la Comisión un documento con más de 80 propuestas para conseguirlo. “Debemos aprovechar el impulso del proceso de reconstrucción nacional para cerrar definitivamente los cambios legales y culturales que necesita la cadena alimentaria en España”, ha señalado.

El responsable de UPA ha hecho referencia al reto de los mercados como la principal clave para que el medio rural tenga futuro en nuestro país. “Hay que conseguir que se reconozca el valor de las producciones agrarias, se paguen precios justos y se respeten las relaciones contractuales”, ha aseverado.

"Nos enfrentamos también al reto generacional", ha explicado Lorenzo Ramos, "solo apoyando e incentivando a los jóvenes para que se incorporen a la actividad agraria garantizaremos la supervivencia del modelo agroalimentario de España". Sin olvidar el reto de la igualdad entre hombres y mujeres, algo "absolutamente decisivo y por lo que hay que trabajar intensamente".

Igualdad que el responsable de UPA ha hecho extensible a la que debe existir entre el mundo rural y el mundo urbano. “El reto territorial es otra de las claves. El despoblamiento de muchas zonas rurales todavía es reversible si se aplican medidas adecuadas a la realidad de cada territorio”, ha defendido.

El reto digital obliga a asegurar de manera definitiva el acceso universal y de calidad a internet y a todas las herramientas de comunicación en todo el territorio, con apoyos para la implantación de herramientas digitales aplicadas a la actividad agraria.

Ramos se ha referido también al reto de la sostenibilidad, recordando el compromiso del sector con la Agenda 2030, cuyas iniciativas son ahora más necesarias que nunca, ante las consecuencias globales del coronavirus para toda la humanidad. “Sin olvidarnos del gran desafío que supone el cambio climático”.

Y por último, el reto del empleo, ha explicado Lorenzo Ramos, que afecta tanto a los hombres y mujeres, titulares y cotitulares de explotaciones, cuya situación laboral es equivalente a la de los autónomos; como a las personas que trabajan en las tareas agrícolas y ganaderas. “Una realidad que también se ha puesto de manifiesto en los momentos más duros de la crisis, que coincidieron con el inicio de campañas en muchas producciones, y cuya gestión eficiente también ha sido decisiva para garantizar el abastecimiento alimentario”, ha señalado.

“Les pido unidad y compromiso con el futuro de una actividad que no solo nos afecta a nosotros, los agricultores y ganaderos, sino a toda la sociedad. Porque una agricultura familiar fuerte y rentable es la mejor garantía de futuro para el abastecimiento alimentario de toda la población. Y este gran reto no puede ser ajeno a la reconstrucción económica y social que estamos impulsando entre todos”, ha concluido.

Descargar documento "Agricultura Familiar: Una prioridad estratégica para la reconstrucción económica y social de España"