Agronews Castilla y León

UPA pide medidas urgentes a la Junta de Castilla y León para combatir la superpoblación de topillos en determinadas zonas de la provincia de Palencia, especialmente en  la Comarca de Campos, y en otras zonas de la región,  porque de no actuar con contundencia podemos alcanzar la magnitud de la plaga que sufrimos en el año 2007.

El segundo caso positivo de tularemia ya ha aparecido, los daños en el sector agrario se cuentan a día de hoy por millones de euros, y la presencia de este tipo de roedores en cauces, arroyos, ríos e incluso zonas transitadas con mucha presencia humana como parques, jardines o piscinas es cada vez más abundante.

UPA Castilla y León denuncia la situación que sufre el sector agrario y  reclama actuaciones urgentes por los problemas que esta plaga puede generar a la salud de los agricultores y de los habitantes del medio rural.

Por este motivo, reclaman a la Administración regional que adopte de forma inmediata la medida de limpiar cunetas y cauces, y permita la quema de rastrojos controlada en cuanto el riesgo de incendio disminuya, puesto que si se actúa en octubre de poco habrá servido  esta medida y la del laboreo con volteo, que requiere de que el terreno esté húmedo. Si se alargan en el tiempo las actuaciones la  situación entonces sí podría llegar a ser gravísima y trasladarse a la siembra de la próxima campaña.

UPA alerta de que si la Junta de Castilla y León no reacciona con diligencia y agilidad, las consecuencias para el sector agrario pueden ser dramáticas, puesto que la expansión del problema al resto de provincia de Palencia e incluso de Castilla y León será un hecho, tal y como ocurrió en el año 2007.

Tags: 

Sección: