Agronews Castilla y León

Las incongruencias políticas vuelven a poner en serio riesgo la puesta en servicio de la Presa de Siles. Las últimas declaraciones del delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, aseverando que serán los olivareros de la Sierra de Segura los que paguen las conducciones vía canon son la gota que colma el vaso de la paciencia. UPA Jaén lamenta que los agricultores de la comarca lleven cuatro años sin poder beneficiarse del agua de una infraestructura que continúa siendo el centro de la incapacidad y falta de voluntad política de las administraciones.

El secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, se muestra molesto con las declaraciones del delegado del Gobierno ya que entiende que la Administración central vuelve a desentenderse de una infraestructura clave para el desarrollo socioeconómico de la Sierra de Segura. "Llevamos cuatro años sin rastro del agua de la Presa de Siles en los olivares de la comarca. Cuatro años en los que las administraciones nacional y autonómica han echado balones fuera en sus responsabilidades. Cuatro años de incongruencias políticas que, por desgracia, sufren unos olivareros que ven cómo se escapa el agua río abajo y beneficia a agricultores de otras provincias sin que ellos puedan regar", critica Cristóbal Cano.

UPA Jaén  recuerda al delegado del Gobierno en Andalucía que las administraciones no pueden renunciar a los recursos que genera la Presa de Siles y que, tanto en el informe de viabilidad como en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), se recogen 15 hectómetros cúbicos para riego, en lugar de los actuales 6,2. "Lo primero que debe hacer la Administración central es ampliar la dotación de riego en el próximo Plan Hidrológico conforme indican los informes pertinentes y la demanda real, porque sería absurdo construir unas conducciones para los 6,2 hectómetros cúbicos actuales. Y lo segundo es incrementar la superficie y no condenar a la comarca para siempre con unas canalizaciones en base al actual Plan Hidrológico", expone Cristóbal Cano, quien lamenta que con las declaraciones de Lucrecio Fernández volvemos "a la casilla de salida" después de cuatro años con una infraestructura inutilizada. "El delegado del Gobierno debe tener la certeza de que si no se cambia el tema de raíz jamás se cumplirán los objetivos para los que se diseñó y ejecutó la obra: generar riqueza en la Sierra de Segura", afirma el secretario general de UPA Jaén. 

Cristóbal Cano también señala que la propia Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) adquirió el compromiso, en la reunión mantenida con su presidente, Joaquín Páez (en presencia del entonces consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro) hace justo ahora un año, en septiembre de 2018, de estudiar, de forma inminente, la posibilidad de abrir un procedimiento de riegos coyunturales con el agua de la presa. "Es indignante que no solo no se hayan cubierto las expectativas existentes en la comarca y se hubieran autorizado los primeros riegos de olivar con los recursos que posibilita la Presa de Siles, sino que, además, tenemos que escuchar declaraciones que van en contra de los principios con los que se construyó la infraestructura".

Por último, UPA Jaén muestra su contrariedad porque, una vez más, se ponga el foco en las conducciones en lugar de en la zona regable. "El Plan Hidrológico actual recoge 6,2 hectómetros cúbicos para solo 3.500 hectáreas de olivar. ¿El delegado del Gobierno está conforme con esto y dejará escapar recursos fundamentales en una comarca necesitada de todos los apoyos para evitar la continua marcha de sus habitantes?", se pregunta Cristóbal Cano. Y responde: "UPA Jaén reforzará la defensa de los intereses de los olivareros de la Sierra de Segura, que pasa por riegos coyunturales YA; aumento de la dotación; delimitación de la zona regable (para lo cual ponemos a disposición de las administraciones nuestro estudio); y construcción de las conducciones.

Tags: 

Sección: